martes, 26 de junio de 2018

La dieta y los snacks

¡Buenos días!

Hace ya cinco años que el Bigotes llegó a Madrid y creo que fue en esa fecha cuando empezamos a comer de otra manera. Recuerdo que en aquel momento él pesaba muchos kilos más, pero no fue ese el motivo de querer cambiar nuestra alimentación, más bien creo que empezó porque yo tenía siempre la tripa inflada como un niño etíope y me cabreaba bastante la situación.

Recuerdo aquellos consejos de ir apuntando lo que comes y así ir observando qué es lo que te sienta mal como algo imposible para mí. ¡Con todo lo que como! - pensaba yo- ¿Cómo voy a saber qué me sienta mal?

Entonces empecé a reducir la variedad de mis alimentos a lo mínimo y empezar a apuntar y observar. De esta forma descubrí por ejemplo que los espárragos o los champiñones me sientan mal, y ahora sé que me puedo comer tres pero no un platazo, como estaba acostumbrada a hacer en aquella época.

Desde entonces y en todo este tiempo nuestra dieta ha evolucionado mucho en muchos sentidos; por ejemplo hubo un tiempo en el que comíamos fiambre de pavo a diario y ahora lo regalamos hasta cuando sale en la bolsa del corredor :P. O, al revés: apenas comíamos patatas, y ahora los tubérculos y la fruta son mis principales fuentes de carbohidratos, con mucha diferencia.

También hemos cambiado mucho en el tema del timing y los snacks. Aparte de no comer carbohidratos para cenar y ese  tipo de cosas que antes creía y que me parece un siglo que abandonamos por absurdas, hace años nunca me habría planteado comer solo tres veces o ayunar.

Creo que cada uno tiene que encontrar lo que le va bien e ir probando y eso solo es capaz de hacerlo el que tiene un verdadero interés. Pero desde luego creo que es clave, pues si no tienes ese interés, ¿qué quieres conseguir? Yo, desde luego, os animo a intentarlo porque el resultado siempre resulta mil veces mejor cuando es fruto de esa evolución personal y un aprendizaje.

Para mí, hacer menos comidas al día ha sido clave para mejorar mi dieta. Cuando antes no podía estar cinco horas sin comer, creerte y descubrir que cuando te apetece comer no es por hambre sino por puro hábito es algo muy empoderante.

Aunque desayuno tarde y no como nada hasta la comida ni desde la comida a la cena, cuando alguna vez tengo gusa o me apetece algo tengo mis recursos. Y mis recursos se traducen fundamentalmente en comerme una manzana

Sin título

o un pimiento. Esto le llama mucho la atención a la gente pero a mí es que me encanta y ya se ha convertido en mi seña de identidad jajaja.

Sin título

Ambas cosas pueden ayudar a alargar el tiempo hasta la comida o la cena sin preocuparme y por eso no me importa echar una manzana o un pimiento al bolso si sé que voy a hacer tarde, pero sin ninguna duda dejar comer a media mañana o media tarde por norma ha sido uno de los mejores cambios en mi dieta. 

 Contadme vuestra opinión... ¿Vosotros snackeais? ¿Cuántas comidas hacéis al día?

14 comentarios:

  1. Me hace una gracia que comas pimientos crudos! Es mi media manynana de toda la vida y aunque en el trabajo ya se han acostumbrado cuando viene alguien nuevo alucina mogollon... A mi es que los pepinos y los pimientos a bocaos me encantan mucho!!!

    Georgina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje me pasa lo mismo!!!

      Eliminar
  2. Yo desde luego sería feliz haciendo 2 comidas al día!! jejeje
    Una de las cosas que sí me llegó de Anita ni healthy ni tan fit, fue lo de comer cuando tienes hambre, no por obligación y lo llevo mucho mejor.
    Pasé de 5 a 3 tan feliz porque la mitad de los días lo que me traía para media mañana o media tarde volvía para casa otra vez, así que dejé de traerme nada...si un día por lo que sea tengo más hambre, pues o me tomo un café o bebo agua (lo segundo más que lo primero)
    Y por la tarde prefiero cenar a las 8 de la tarde que liarme a comer algo que me quita el hambre y luego volver a cenar a las 10!!
    Aaahh y mi frutita sea cuando sea ya no la perdono!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo26/6/18

    yo no soy muy de snackear, la verdad. normalmente hago 3 comidas (buenas) al día y voy que ardo. tampoco me pide más el cuerpo... los viernes que tengo jornada más larga y no como hasta llegar a casa sí suelo llegar más canina, pero el resto de días llego a la hora de comer que ya me entra bien, pero no muerta de hambre.
    y lo de los hábitos.. yo también he cambiado muchas cosas y mira, estoy feliz. feliz de haber encontrado lo que le funciona a mi cuerpo disfuncional (no lo que le funciona a todo el mundo, cuidado). había probado mil opciones diferentes, sobre todo, había pasado muuuuuucha hambre por quitarme esos pocos kilillos que le sobraban... y resulta que la clave era otra. que la tecla que debía tocar y que no toqué, precisamente, por un tema de kilos, sino por otro asunto más serio, era el que me iba a poner en su sitio a todos los niveles. y sin pasar ni miajina de hambre. qué cosas... y lo que tarda uno en darse cuenta!!!
    a mi los pimientos me gustan mucho crudos y cocinados. y las manzanas... ñe, crudas me aburren un poco (bastante), asadas, sin embargo, me requetechiflan. el otro día pensé en hacer una (muy) falsa tatin sin masa y sin azúcar un día de estos (sólo fruta, canela y mantequilla)! me dio el antojo! a ver si me pongo.
    besazo bonita!
    LP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo26/6/18

      ay por cierto! me llegó la mochila la semana pasada y perfecta! tanto que se la he regalado a mi suegra, que la vio y me dijo que hacía tiempo que quería una... jajajajaja!
      he pedido otra para mi... :P
      muaaaaa!
      LP

      Eliminar
  4. Yo como sobre todo por las mañanas: desayuno sobre las 7, pico fruta o yogur natural cuando me entra el hambre en el trabajo y como sobre la 13:30. Con esto suelo aguantar hasta la cena sobre las 20:30-21:00. Algún día, según que haya comido al mediodía, tengo hambre por la tarde, pero ahora me apetece fruta en vez de guarrerías. Y luego dicen que Internet y las rrss son malas... en nuestro caso parece que no :P

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Buenos días!!

    Esto del post diario es una maravilla. Lo echaré mucho de menos en julio.. jejeje.

    Yo lo que más cambié el año pasado fue el desayunar tarde. En lugar de desayunar a primera hora, lo hago a las 11 o 12. Como sobre las 3 o 3 y media. Y la cena es lo más variable.
    Casi nunca meriendo. No puedo decir nunca de forma categórica, pero es algo que ya no necesito.

    También lo que hago es comidas muy muy simples: pavo con verduras, pescado con verduras, revuelto de setas (mmmm setas ... jajajaja), ensaladas con atún o sardinillas.. cosas así.
    Ya sabes que no me importa repetir comida, y como cocino yo para mí solita: libertad total.
    Y es una cosa que también me ha simplificado la compra, ya que casi siempre compro lo mismo. Y no, no me aburro. Me resulta fácil de hacer, y muy muy llevadero. No paso ni gota de hambre.

    Y también me doy mis caprichos, cuando me apetece. De hecho tengo un antojo pizza... que no me quito de encima.

    Y esta es mi aportación al tema de hoy.
    Aún no me he traído pimientos a la oficina, jajajjaa. A mí el pimiento me gusta mucho más crudo que cocinado, y en la ensalada casi siempre cae pimiento rojo.
    Curiosamente una cosa que he observado de la manzana es que sola no me sienta bien. Combinada con otras frutas, o con algún otro alimento : perfecto. Pero ella sola en mi estómago monta una juerga nada interesante, no se si me explico, jajajaja..

    Un besín
    y hasta mañanita ;-)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo26/6/18

    Hola Ana: Tengo que decir que me has dado un consejo magnifico. Yo ando muy descontrolada con las comidas, de ahi mi hinchazon abdominal. Tu consejo de ir quitando alimentos hasta dar con el que me puede hacerme daño, me parece muy sabio. Por otra parte el tema de las tres comidas me va a costar pero si a ti tambien te costaba y lo has conseguido, creo que yo tambien podré intentarlo. Gracias por tus consejos, por tus post diarios y por ser tu. Besos. Carmen

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy muy perdida aún, Ana, con todo esto. Creo que cuanto más me obligo a seguir una u otra pauta, peor me sale. Me obsesiono, me castigo y vuelvo a hacerlo todo peor. No como demasiado mal y he retirado muchas cosas que me hacían daño y que comía por pura ansiedad. Hago cinco comidas al día y las mañanas las llevo fatal. En siete horas puedo comer hasta tres veces, es como si lo que comiera no me alimentara. Igual debería empezar por reducir productos a ver qué me sienta mal. La lactosa me la quité, las galletas y muchos procesados también, pero creo que aún falla algo. La comida no me da energía, no me sacia. Perdón el rollo chicas.
    Por cierto, tengo nuevo blog ;)

    ResponderEliminar
  8. Yo por las mañanas un plato de manzana rallada con jugo de algún cítrico. Pues me gusta ver mucho jugo y que este fresco de la heladera. Sólo tres comidas al día hago: desayuno, almuerzo y merienda( que ya es la cena para mi) . Igualmente no siempre tengo mucha actividad. Ciertos lácteos me producen alergia así que no los como por la noche. El pan me hincha así que debo ser moderada. Hay ocasiones en que me gusta comer algo dulce y fresco- dulce natural, que suele ser alguna fruta- y otros en que quiero algo dulce artificial- alfajor, galletitas,etc-.

    ResponderEliminar
  9. Yo soy de las de hacer cinco comidas al día, o más. Creo que pico a lo largo de casi todo el día.
    A las 7 de la mañana me tomo mi café bien cargado de café (eso es sagrado), pero luego tardo en comer algo sólido una media hora. A las 10 de la mañana suelen traerme otro café del bar, con un mini-pincho (que suele ser de tortilla).
    Suelo tener algo de picar en el trabajo. A veces son unas lonchas de pavo, otras unos palitos de pan integral, otras un poco de piña cortada en taquitos y otras zanahorias crudas.
    Lo del pimiento me ha llamado mucho la atención y creo que te voy a copiar la idea, porque me encantan los pimientos en cualquier versión, pero nunca se me había ocurrido llevarlo como snack al trabajo.
    Lo que sí he hecho ha sido prescindir en mi dieta de cualquier tipo de potaje, lo cual me ha costado, porque me encanta. Los inviernos comiendo fabadas, lentejas, caldo gallego y esas cosas para mí eran una delicia, pero se ha acabado porque he comprobado que me sienta fatal. Y la lechuga también, la he reducido al mínimo.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo27/6/18

    Estoy de acuerdo con Raquel, cómo voy a echar de menos estos posts en julio! :)

    Yo también he tenido que probar qué me sentaba mal y qué no, lo que me ha servido para conocerme mejor. De hecho, pensar en qué comida me valió para darme cuenta de lo que picoteaba sin necesidad por pura ansiedad y que no estaba a gusto. Suelo hacer tres comidas (desayuno, comida y cena) y tomo algo a media mañana sí o sí. Por la tarde no me hace falta tomar nada pero a media mañana como fruta o me tomo un café. Algo que he cambiado ha sido el desayuno porque me aparté del café con galletas y ha sido un acierto! Me he dado cuenta que no me saciaba ni me sentaba bien así que ahora intento variar. Ahora me tomo un café con tostada/s de tomate natural y no necesito tomar nada a las dos horas que era algo que con las galletas me pasaba siempre...

    Para mí lo que ha sido esencial para encontrarme mejor son los horarios y como ya comenté en otro post, me sienta de lujo comer y cenar temprano. Creo que era Ursulinska la que comentaba lo de cenar a las 8 y yo hago lo mismo e incluso antes...Prefiero cenar a las 7 que a las 10 y si tengo hambre más tarde, que no me suele pasar, me tomo alguna cosa para matar el gusanillo. Y lo que nunca me falta es chocolate!Hay épocas que tomo más y otras menos pero creo que siempre cae al menos una onza al día y la verdad es que tampoco quiero renunciar a ella. :)

    M.

    P.D: Voy a probar lo del pimiento fijo!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo27/6/18

    Hola Ana! Te leo muy a menudo pero nunca había escrito hasta que ha llegado este post con un tema al que le llevo dando vueltas mucho tiempo!Sobretodo al efecto que tiene el entorno cuando intentas salirte de los "generalmente" aceptado. Hace tiempo que he observado que a veces a mi me sienta muy bien ayunar y que incluso me lo pide el cuerpo o comer solo una ensalada porque no tengo más hambre. Pero entonces tengo que oirme comentarios como: como no vas a cenar! algo hay que comer! Sólo vas a comer eso?? Sinceramente, a veces no hago lo que me apetece por no tener que justificarme. He de decir que a mediodia como con compañeros de trabajo y en casa convivo con mi marido (y es de esa gente que se puede comer bolsas enteras de patatas fritas, cenar pizza habitualmente, etc y luego jugar cuatro partidos de fútbol cada fin de semana y estar estupendo), así que a veces se me hace difícil. Yo nunca perdono el desayuno nada más levantarme y a las 3h suelo tomar fruta (mis compañeros fliparon con la nueva que se trae fruta y no come galletas con el café...). A las 13h comida y también procuro cenar pronto sobre las 20.30 o 21 como tarde porque cenar mucho y tarde me sienta fatal y no duermo igual!

    Por cierto, aunque no sea el momento...me encantan también los post de lecturas!! :)

    ResponderEliminar
  12. Yo suelo hacer 4 comidas al dia, desayuno muy temprano, me levanto con hambre siempre siempre. Entre mis snacks favoritos están los frutos secos, dátiles si necesito mucha energía, manzana, plátano o zanahorias (me encantan crudas). Con el pimiento me has recordado a Alienore, una alumna maravillosa que tuve en Sevilla hace mucho tiempo, le encantaban los pimientos, eran su chuchería.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...