miércoles, 28 de febrero de 2018

Mealprep: Lista de la compra inversa

¡Buenos días!

Hace un tiempo que alguna de vosotras me sugirió en mi instagram @anitacomesano que le gustaría que hiciese algún post sobre cómo elaboramos el menú semanal, tema de mealprep, etc. etc., y pensé que era una idea fabulosa porque también a mí me motiva muchísimo. Ya he publicado en el pasado algunos artículos sobre el tema, como este donde os contaba la pasada primavera cómo elaboraba el menú semanal o este donde os daba más opciones y me centraba en nuestro mealprep, elaboración de tuppers, etc., pero creo que tengo muchas más ideas que compartir, porque es un tema en el que yo misma voy evolucionando y variando períodicamente.

Como ya sabéis los que sois habituales por aquí, voy adaptando mis menús a mis circunstancias, que varían según las épocas. Por ejemplo, ahora el Bigotes tiene tiempo para concinar y por eso no hago tuppers el domingo y muchas semanas ni siquiera planifico ningún menú; en cambio, otras veces, hemos preferido no solo planear un menú sino incluso dejar hechas el domingo casi todas las comidas de la semana.

Algunas veces utilizo la planificación del menú simplemente para que sea más fácil ir a comprar, otras porque sabéis que me encanta aprender de nutrición y probar cosas (como hacer una dieta vegetariana/paleo/keto por una semana o hacer recetas de libros); algunas temporadas también me sirve para controlar un poquito más después de unos meses en los que nos hemos pasado mucho o algo así. En general mis cantidades son siempre intuitivas y solo cuando tengo un objetivo más concreto me gusta cuadrar macros (pero ya os digo que eso no es muchas veces, básicamente porque no tengo tiempo de tanta parafernalia ;))

El otro día en Instagram intenté expresar eso con bastante poca fortuna, pues recibí dos críticas muy heavies (una que me acusaba directamente de promover hábitos obsesivos :O y otra más educada, traducida en un unfollow con una declaración en su stories de "voy a dejar de seguir a gente obsesionada") y por eso me veo en la necesidad de aclarar que los demás podéis hacerlo de otra manera, que cada uno elige, pero que no me maljuzguéis. No creo en una fórmula unívoca y mucho menos en que ninguno seamos nadie para juzgar a los demás.

Me dejo de rollos y hoy voy a proponeros un punto de partida que he adoptado este año para elaborar el menú de la semana o del mes, y que me sirve de introducción de futuros posts que quiero publicar sobre el tema. Se trata de la lista de la compra inversa.

¿Qué es la lista de la compra inversa? 

Se trata ni más ni menos de hacer un inventario de lo que tenemos en casa. En lugar de planear lo que vamos a comer y luego ver qué tenemos y qué nos falta, en este caso vamos a hacerlo al revés: revisar todo lo que tenemos en la despensa, los armarios, el congelador... y planificar la semana partiendo de ahí.

No sé si os pasa que se os olvida lo que tenéis. Por ejemplo, nosotros comemos poca pasta, pero siempre hay stock en casa, así que si hago esta lista de la compra inversa me acuerdo de ella y pongo pasta un día de pasta en lugar de, por ejemplo, arroz basmati, que es en lo primero que pensaría si no hubiese mirado.

En esta lista de la compra se apunta todo: lo que hay en la despensa, en los armarios, el congelador. Y una vez que tenemos esa lista completada, pensamos en utilizar lo máximo posible de eso que tenemos y elaboramos el menú y la mini lista de las cosas que faltan por comprar. De esta manera conseguimos no acumular mucha comida en casa, ir consumiendo todo lo que hay, y -por supuesto- no tirar nada porque te habías olvidado de que estaba.

¿Qué os parece la idea? ¿Hacéis lista de la compra inversa? ¿Os interesa que haga esta serie de posts sobre mealprep o preferís otros temas?

grocery-store-2

47 comentarios:

  1. Me encanta este tema, seguro que aprendo! Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta saberlo, muchas gracias!!!

      Eliminar
  2. Ay mira Anita, justo llevo dos semanas de compra inversa "por coj...." porque me dejé el congelador semi-abierto por accidente unas horas y pasado este rato parecía que tenía la antártida dentro. Tooootal, que no se me descongeló nada pero por precaución (y para poder limpiarlo) llevo días planificando mi dieta en función de lo que teníamos dentro y oye... nada mal! Partiendo de la base que en casa ya comemos (muy) sano es un buen método para hacer inventario de lo que acumulamos, que no nos pasemos de tiempo de almacenaje y poder planificar compras siguientes. Excepto la nevera, donde no tendemos a acumular, creo que voy a hacerlo de vez en cuando en congelador/despensa/estanterías!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajja me ha gustado tu compra inversa por coj..., eso es ver el vaso medio lleno, claro que sí. Seguro que en el fondo te ha venido fenomenal! ;))))
      Mua!

      Eliminar
  3. yo suelo hacer eso, básicamente por economía, voy organizandome con lo que tengo sobre todo en la nevera y cuando veo que ya he gastado verduras que tenía por ahí, o la carne y el pescado del congelador pues ya hago lista de lo que quiero comprar o comidas que me apetecería hacer. LLegué tarde a ver tu stories, pero no entiendo que te digan que fomentas obsesiones, si yo creo que eres de las que habla de comida sana de la manera más coherente, y que si se te tercia comer un pastel o salir de vinos lo haces sin más y cuando te apetece. Anda que no hay cuentas de IG que si fomentan obsesiones y que si me vieran ahora mismo comiendome el croissant que me acabo de zampar me echaban a la hoguera ajajajjajj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en el tema económico es para lo que mejor va, porque tenemos un montón de cosas y a veces ni se nos ocurre y compramos de más.
      Sobre IG, pues eso, las redes son así, todo no nos gusta a todos, todo es interpretable, etc, pero creo que es básico no ir a las cuentas de otros a dar lecciones. Yo, al menos, procuro no hacerlo y no quiero que lo hagan conmigo. ;)
      Mua!

      Eliminar
  4. Me encanta este post, y sí sí... que sigan muchos más.

    De hecho acabo de borrar de la mini lista de mi compra una verdura, hasta que gaste un par de cosillas de la nevera y otro par del congelador. Ale, genial.

    Mira que me cuesta organizarme en el tema comidas, .. bueno a ver si me explico: me cuesta hacerme un menú. Porque llevo bastante tiempo (casi un año UAUuuu.. quien me lo iba a decir?) comiendo muy bien, y casi siempre compro lo mismo. Así que mis comidas suelen ser A, B o C. Pero que no se malinterprete, a mí me encanta repetir comida. No me suelo aburrir fácilmente, y no es que tampoco sean tres opciones.. bueno que me lío mogollón y ni me explico ni se me entiende. Pues eso, que como suelo tener cosas en la nevera para prepararme mis platillos como bien y en un plis plas. O me preparo el tupper por la noche, pero me sigue fallando el tener mi planning de comida más organizado. Que me iría mucho mejor la cosa, más cómoda para hacer la comida, ahorraría mucho tiempo para tener tardes más libres para estudiar, etc etc... jTodo llegará, o no..

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Reich, tampoco te hace falta. Es decir, que siendo una y con un horario de trabajo como el tuyo (aunque luego tengas opos, jonás, kalenjis, kiwis y más cosas que atender) a veces lo más fácil es ir "improvisando". Nosotros mismo, siendo dos, improvisamos casi la mitad de las semanas del año, porque al final compras tus verduras, frutas, carnes y pescados habituales y con poco más vas decidiendo sobre la marcha.
      A mí lo de los menús me mola porque soy una loca de apuntar, planificar, etc, y supongo que en familias con hijos será algo más necesario, pero chica, obligatorio no es, no te atormentes que ya lo haces de lujo!!!
      Mua!

      Eliminar
    2. Estoy con Anita, yo creo que el ritmo de vida también impone ciertas costumbres, como comer "siempre lo mismo", a nosotros también nos pasa...somos muy de sota, caballo y rey...lo hemos intentando con las recetas de Jaime pero no siempre tenemos tiempo para organizarnos (estas semanas mismamente están siendo un caos en todos los sentidos), así que tiramos de lo de siempre pollo, verduras, huevos y pescado jajajaja
      Con decirte que llevo toda la semana comiendo en la oficina porque no me da para cocinar cuando llego a casa!! ains!! A ver si le pongo algo de remedio este finde!!

      Eliminar
    3. Ay, pues no me he explicado tan mal, jajajaja...
      Eso es lo que hago yo. Siempre tengo verduras, fruta (a granel) y filetes de pavo, atún, salmón y huevos. Y luego como es lo más normal tiro a las verduras que más me gustan, o que más cómodas me resultan de cocinar, y al final hago la compra en un pis-pas.

      Apunto montones de ideas, de recetas (aunque libros propiamente dichos solo tengo el de Isasaweis, y creo que he hecho una receta. Ay, y el de María Corbacho, que es un poco flojillo), guardo fotos.. y al final: A,B y C ; o sota, caballo y rey.
      Que gusto leerte Úr y ver que no me estoy convirtiendo en un bicho raro o en un robot, jajaja...

      Besitos.....

      Eliminar
    4. Hombre, te has hecho la picha un lío, pero a buenas entendedoras... XDDD

      Eliminar
    5. Pues muchas gracias por compartirlo, porque yo también me sentía algo culpable por no planificarme. He tenido menús organizados pero no los cumplo. El nene come en el cole y es comida para mí sola, con tener lo que tengo que tener, me apaño y como bastante bien últimamente. Gracias por quitarme un peso de encima. Besos a toddas.

      Eliminar
    6. De culpable nada! Si esto es para facilitarnos las cosas, y si no hace falta, no hace falta! Yo misma muchas veces no lo hago, y cuando lo hago, es simplemente porque me gusta. Con la vida que tengo hoy (marzo de 2018) no me haría ni falta.
      Besitos!

      Eliminar
  5. Anónimo28/2/18

    Me encanta. En cuanto llegue a casa lo pongo en marcha.

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Ana. Yo también practico eso de la compra inversa. Voy planificando en función de lo que tengo acumulado. Llevo unas semanas que estoy intentando eliminar todo lo que tenía almacenado. Me estoy adaptando a confeccionar los menús con lo que tenía guardado en la despensa y en el congelador. Así, aprovecho para hacer limpieza y la verdad también con lo que vas consiguiendo salen buenos y originales platos.

    Me gustan tus stories y que en el blog nos comentes como te organizas porque sacamos muchas ideas. Y para nada estas obsesionada. Simplemente te cuidas, cosa que tendríamos que hacer muchos, pero disfrutas de la vida y de todos los placeres de ésta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!
      La verdad es que a veces una publicación puede ser menos afortunada y sacada de contexto puede dar mala impresión, pero también creo que la gente está obsesionada con ver obsesiones jejeje, por eso siempre pido que se intente leer con buenos ojos. ;)
      Un beso!

      Eliminar
  7. Fan de estos posts!!

    Hace un par de fines de semana hice inventario de toooooodo lo que tenía en el congelador y estoy intentando sacar 3-4 cosas por semana (no puedo más rápido porque hay mucho potaje materno, you know).

    Para la compra, desde octubre la hago mensual online, así compro solo lo que necesito y no me guío tanto por el ojo cuando estoy en el supermercado. Solo he de renovar productos frescos un par de veces y listo.

    Ah! Y ojalá toda la gente obsesionada que sale por las redes fomente tanto el consumo de frutas y verduras, como tú ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente que cree que estoy obsesionada porque me peso todos los días debería venirse a un finde kiwi jajaja, prometo que en el próximo no voy a arrasar con las chuches que me dejéis al lado y voy a imitar el equilibrio y saber estar de Doña Gala. :PPPP

      Lo del potaje materno es un lujo que por estos lares no conocemos... jajaja.

      Eliminar
  8. Anónimo28/2/18

    yo ahora como en la empresa, que tenemos comedor y, por tanto, no tengo que planificar tanto ni cocinar tanto los domingos. pero sigo haciendo compra inversa y decido qué comprar en función de lo que vamos a cenar cada día de la semana.
    me parece lo más eficiente.
    lo de IG... es que uno nunca sabe cómo acertar... en fin, los que te "conocemos" sabemos cómo eres.
    besote!
    LP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, que yo ahora mismo firmaba por un comedor y que me lo diesen hecho, la verdad. Además es que soy de las que siempre han comido bien en cualquier sitio (la gente es muy quejica, en seguida no les gusta, que si está asqueroso... no sé, cosas que a mí no me pasan :P).
      Lo de IG pues es eso, que somos un conjunto y en las redes en seguida uno se crea una opinión que siempre es parcial. Lo que yo pido es que la comenten con sus maridos o amigas ("mira esta tía qué obsesionada que se pesa todos los días cuatro veces") pero que a mí no me lo digan, que está claro que si me leen así, amigas no son jeje.
      Un beso!!!

      Eliminar
    2. Anónimo28/2/18

      yo estoy encantada, la verdad. por dos euretes como bien (no es la mejor comida del mundo pero oye, me la hacen) y sin preocuparme por nada. siempre tenemos para escoger 3 primeros (siempre uno de ellos es buffet de ensaladas) y 3 segundos (de los cuales uno siempre es filete o pescado a la plancha). es un privilegio, las cosas como son.
      besazo!!
      LP

      Eliminar
    3. Algo así imaginaba. Con ese tipo de fórmulas no sé quién puede comer mal! ;)

      Eliminar
  9. Yo es que sólo congelo el pescado por eso del anisaquis y compro semanalmente lo justo para esa semana, de manera que el día antes que me toca hacer la compra tengo la nevera y la despensa que da penita verlo de lo vacio que lo tengo, asi que poca compra inversa haría porque me falta de todo.
    Apenas tiro nada por lo mismo: porque compro las cantidades justa para el menú de la semana.
    Ni caso a la gente que se pica porque dice que estas obsesionada o lo dejas de estar.. Vaya pesadez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros, al revés, compramos en grandes cantidades y vamos comprando cada semana fruta y verdura pero poco más. :D

      Eliminar
  10. Anónimo28/2/18

    Sabes planificarte y llevar una dieta sana y equilibrada sin obsesiones. Lo único (y espero q no te siente mal la "critica") q a veces te justificas cuando comes un dulce alegando q sólo te comes la mitad ...y qué si te lo comes entero???Creo q llevas una alimentación lo suficientemente compensada como para permitirte esos caprichos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no le daría más importancia, de hecho la "justificación" es lo que ves tú. Si digo que me he comido la mitad es porque me he comido la mitad, sin más, jejeje. Igual que otras veces me como lo que sea entero o por tres. El resto, es un juicio de valor que hace el que ve, y eso no tiene nada que ver conmigo. ;)

      Eliminar
    2. Muy fan de tu respuesta Anita, qué le importa a nadie lo que hacemos o si está bien o mal¿?

      Yo suelo comprar cada fin de semana y antes de ir a comprar suelo mirar qué queda, supongo que como todos, pero es verdad que en la despensa siempre hay cosas que duermen el sueño de los justos y debería darles salida, voy a intentarlo!
      Un beso.

      Eliminar
  11. Uy, pues esto nosotros los llevamos a rajatabla aunque no supiéramos que tenía un nombre jajajaja
    Básicamente tenemos que hacerlo porque el espacio es limitado, tanto en el congelador como en los armarios de la cocina, y con mi obsesión de no acumular te puedes imaginar que también lo aplico aquí jajaja
    Sin ir más lejos, esta semana le dije a Aub que no comprara verdura porque teníamos varios tuppers de cremas en el congelador y hasta que no se acabaran no se compráramos más :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también llegué a ello por la obsesión de no acumular, jejeje. :D

      Eliminar
  12. Anónimo1/3/18

    Pesarse 4 veces al día, lo mires por donde lo mires y cómo lo mires... Es una obsesión y nada buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuatro veces al día solo? Uy, pues si supieras las que me peso yo!!! Jaja. Gracias por preocuparte. XD

      Eliminar
  13. Me interesa mucho!! Y sí, alguna vez hice la lista de compra inversa y me quedé sorprendida de ver lo que tenía y que no sabía que tenía...De hecho, como estamos empezando el mes, voy a mirar que tengo en la despensa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy requetebién! Eso nos pasa a muchas, si te consuela... ;)
      Mua!

      Eliminar
  14. Anónimo2/3/18

    He empezado hace tiempo a aplicarme la compra inversa, mas que nada por el problema de espacio, asi que aplicando el cuento. Besos Sagrario

    ResponderEliminar
  15. Yo soy de compra inversa pero porque odio tirar comida con toda mi alma y que se me estropeen las cosas. Siento una especie de placer cuando hago una comida finiquitando cosas que tenia por en medio. Ayer mismo me dije. Nena tienes un bote de tomate frito abierto y unas láminas de canelones a medias así que mañana tocan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca he tirado mucho porque, sobre todo, lo de olvidarme de la comida me pasa con el armario y el congelador. Con el frigo, que es lo que se estropearía, no suelo tener tanto descontrol. Pero en cualquier caso, ponerlo por escrito siempre viene bien para ser más consciente y realista. ;)

      Eliminar
  16. ¡Me interesa muchísimo!

    ResponderEliminar
  17. Yo hago esa lista de la compra inversa desde no hace mucho, lo aprendí en una charlita en IG de @ysinoscuidamos, y me parece una opción estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que lo vi en algún youtube y me pareció revelador...

      Eliminar
  18. Anónimo6/3/18

    ¡Hola, Anita! Fui yo la que te sugirió lo de volver a hacer un post en este sentido porque, como te ha dicho alguna otra lectora, creo que siempre nos aportas trucos e ideas, y que además tratas el tema siempre con mucha delicadeza y desde un punto de vista nada obsesivo. Vi tus stories y vi el comentario que te pusieron, y me parece una tontería criticarte por lo que dijiste, cuando en la vida real es algo que TODAS hacemos ("a ver si pierdo estos kilitos que he ganado", "a ver si vuelvo a mi peso", etc), así que no me parece bien que el rasero sea "yo en mi ámbito privado sí puedo pero tú en tu red social no". Pues oiga, diré yo lo que me dé la gana, que para eso es mi perfil, ¿no? En fin, que sigue así, y que continúes con estos post que creo que nos interesan mucho a todas!
    En relación a lo que comentas, decirte que yo nunca había hecho la lista de la compra inversa y creo que voy a empezar, porque mi congelador es como un agujero negro que una vez que meto algo, me olvido de que está ahí, y así me pasa, que luego llego a las 16:00 a casa con un hambre canina y soy incapaz de planificarme y me pongo a hacerme cualquier cosa en ese momento.

    Un besi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, yo lo veo igual que tú, aunque todo se puede sacar de contexto, ya sabes. ;)
      Y yo lo mismo con el congelador; desde que lo hacemos así creo que hay mucha más rotación y no se nos queda nada olvidado.
      Pronto más posts sobre este tema, muchas gracias por tu propuesta, me vino genial y tengo muchas ideas!
      Mua.

      Eliminar
  19. No tenía ni idea de lo de la compra inversa, y luego entre unas cosas y otras me olvidé de comentar pero me parece un post muy interesante y voy a ponerlo en práctica. Ya te contaré.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me pasó cuando lo oí, que sí que siempre piensas en lo que tienes pero no de una forma exhaustiva y poniéndolo sobre el papel y claro, así se te van quedando cosas, desde una lata de tomate abierta a una carne que tienes congelada y con la que nunca cuentas.
      Mua!

      Eliminar
  20. Me ha gustado la idea de la compra inversa, aunque en casa casi nunca tenemos de nada. Se lo comentaré a mi madre.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...