miércoles, 15 de noviembre de 2017

Porridge: qué es y cómo se prepara

¡Buenos días! Se ha hecho esperar un poquitín porque no había tenido tiempo de terminarlo, pero ya está, por fin, el post que tanto habéis pedido y os prometí sobre el porridge. Vamos allá.

Empezaremos por el principio. Sabéis que soy una persona bastante disfrutona y una de las cosas que me encantan es desayunar bien: Preparar distintas cosas, sanas, deliciosas, bonitas y apetecibles para desayunar es una de mis actividades favoritas y no la practico más por falta de tiempo. Pero el porridge no es la única opción, porque a mí me gustan muchas cosas y todas me parecen ricas: Un buen pan con tomate y jamón me parece exquisito, también adoro cualquier desayuno de corte más paleo que incluya simplemente fruta y huevos, y bueno, al llegar el otoño lo que más me apetece es el porridge, calentito, dulce (o no) y cremoso. Es un desayuno "de cuchara".

¿Qué es el porridge?

Porridge, oatmeal o gachas de avena, según quién y en qué parte del mundo lo diga, son todos lo mismo: avena cocida en agua o leche a modo de papilla, a la que puede añadirse casi cualquier cosa para enriquecer y saborizar.

Es un clásico en el mundo anglosajón pero a nosotros nos resulta algo extraño y eso hace que mucha gente lo mire con recelo. Que tiene una pinta regular, dicen, como si el plato de lentejas que tanto gusta a la mayoría tuviese una apariencia distinta ;P. Son simplemente dos formas de mirar diferentes, prejuicios que os animo a dejar atrás.

¿Cómo se prepara?

Como es natural, cada maestrillo tiene su librillo y podéis seguir la receta de alguien de cuyo criterio os fiéis. Por ejemplo, AQUÍ tenéis un vídeo de Jamie Oliver preparándolo, que creo que está muy bien y es facilísimo de seguir. Yo, por mi parte, voy a dejar aquí no una receta sino la guía para hacer un buen porridge. No os doy los peces sino la caña de pescar y veréis que es sencillísimo.

1) Elige los copos de avena.

Como os he dicho, en el mundo anglosajón la avena está tan a la orden del día que si leéis una receta extranjera seguro especificará un tipo de avena un otra, según preferencias, porque hay muchas. Los más normales son los old-fashioned, rolled oats y quick oats, pero en el mercado español normalmente encontramos solo dos tipos: copos de avena gruesos y copos de avena finos. ¿Cuál elegir? Depende.

En general, los primeros, los copos gruesos (los old fashioned) son más gorditos y tardarán más en cocer que los finos, pero -como siempre, lo que lleva su tiempo suele tener un plus, por lo que yo recomiendo estos copos gruesos si vas a preparar el desayuno en casa y tienes quince minutos para ello. En cambio, si tenéis poco tiempo o queréis hacerlos en cinco minutos (o si los queréis hacer en el micro o para llevar, pero de eso hablaré otro día), lo mejor sería optar por los finos.

2) Cuece los copos de avena en agua

Hay quien cuece los copos de avena en leche, pero yo opto por hacerlo en agua porque queda fabuloso así, sin necesidad de añadirle nada más. 

La cantidad de agua por avena dependerá de los copos que utilicéis, de lo fuerte que esté el fuego, etc. En definitiva, es lo mismo que cocer arroz (que a mí, por cierto, siempre me falta agua :P).

En este caso, también partiremos de esa proporción 2:1, es decir, 2 partes de agua por parte de avena. Yo propongo coger unos cincuenta gramos de avena para un buen desayuno y añadir el doble de su volumen de agua. Después, cada uno ha de ir encontrando su fórmula, e ir añadiendo más agua si hace falta.

Y muy importante, mientras cocemos, es remover. El hecho de remover las gachas hace que estas queden más cremosas y es el éxito de un buen porridge.

3) Añade a la cocción los ingredientes extra que que apetezcan

Aquí es donde apelo a vuestra creatividad o donde podéis remitiros a las recetas de otros, libros, vídeos de youtube o fotos de instagram, porque el porridge admite casi de todo. 

Normalmente, a la cocción se le pueden añadir otros cereales o semillas, algo para saborizar o endulzar si apetece o se necesita (miel, sirope de arce, dátil) y especias (canela es lo más normal, pero admite cualquier otra que os apetezca). También hay quien en este punto añade proteína en polvo o claras de huevo, aumentando con eso la carga proteica del plato. Y hay a quien le gustan chocolateadas y añade cacao; como os digo, las opciones son infinitas.

4) Añade toppings

Una vez la avena tiene la textura deseada (cuando la estás haciendo, no te queda duda y después de haberla hecho cuatro veces ya vas viendo cuál es el punto que te gusta más), se retira del fuego y se pone en un bol. Ahora se puede añadir todo lo que se nos ocurra: cualquier fruta cortadita, frutos rojos, semillas, frutos secos, cacao nibs, copos de coco,... También un chorrito de leche  y remover puede aportar un punto de cremosidad.

Hasta aquí mi guía para preparar un buen porridge que, próximamente, ampliaré con algunas recetas y unas ideas para preparar el porridge instantáneo para llevar.

Ahora solo queda ponerse con ello y, para eso, os animo a que dejéis en los comentarios vuestras propuestas, recetas o formas en las que elaboráis el porridge... Así nos damos ideas unas a otras y vamos probando, ¿os parece? 

Por supuesto, peticiones, dudas y preguntas son siempre bienvenidas. ;)

Sin título

29 comentarios:

  1. Gracias Anita, yo fui una de las que pedí "instrucciones", jajaja...

    Lo he probado tan sólo dos veces, dos días de finde que desayuné en casa por aquello del tiempo. Así que ahora apelo a tu generosidad: un post de "porridge para llevar", jajaja..

    Yo lo probé con agua, y de textura sí me gustó, como te comenté me quedó poco dulce. O igual es que soy muy golosa. Ahora ya tengo que ir probando con qué me gusta más. Poco a poco. Pero está claro que es el desayuno del invierno, que calentito..

    Un besín

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bien, muchas gracias! Hace añísimos que no lo preparo, pero tuve una temporada que lo desayunaba muchos días, cocido en leche y con un toque de canela y de gengibre en polvo. Voy a probar haciéndolo en agua y con copos de coco....¡a ver qué tal!
    ¡Buen día!
    Besín,
    Cris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Entonces tú ya eres una profesional!
      Ya nos enseñarás/contarás tus creaciones...

      Eliminar
  3. Anónimo15/11/17

    Yo siempre lo he hecho en el micro: un cup de copos de avena + 2,5 de agua y una pizca de sal, todo a potencia maxima dos minutos. Voilá!
    Y, sí, a la gente en España, al menos hace 20 años cuando yo lo comía, le daba muchíismo repelús.
    D.F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que usted siempre ha sido una innovadora jajajaja.

      Eliminar
    2. Anónimo15/11/17

      ja ja ja, cómo lo sabes! Besos
      D.F.

      Eliminar
    3. Qué avispada esta Ava, no había yo identificado a D.F. :P

      Eliminar
  4. Ya sabes que soy la loca de los porridge y tengo pendiente hacerle fotos al de calabaza que queda bien rico. Yo hiervo los copos de avena con bebida de almendra, es como más me gusta jejejeje. Y le pongo lo que tenga en la nevera en ese momento. También me gustan las overnight oats y las suelo hidratar con yogur y un chorretón de bebida de almendra, pero el porridge o gachas #denada sigue siendo mi favorito, calentito en invierno y frío en verano.
    ¡Buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Overnight oats?

      Lo he leído así como de pasada por IG y no tengo ni idea, aunque algo deduzco del hidratar, y night .. jajajaja

      Eliminar
    2. Es simplemente usando los copos de avena pequeños, en Mercadona los venden, con un poco de yogur y un chorretón de bebida de almendras dentro de un bote, yo uso lo de los potitos de los niños, los que tienen boca ancha para que quepa bien la cuchara, lo pones todo junto en la nevera toda la noche y por la mañana le metes un meneo bueno para que de integre todo y listo. Yo las hago con canela, ralladura de limón, miel y la fruta que tenga en casa cortada en trozos por encima. Lo genial es que si te gusta caliente lo puedes meter al micro unos segundos y listo.

      Eliminar
    3. Nada que alegar a una profesional como usted... ;)

      Eliminar
  5. Con razón me quedaban raros ... yo los hacía directamente con leche y claro, quedaban como raros! Jajaja! Este fin de semana lo pruebo a tu manera, sin duda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque los cuezas en leche, no tienen que quedar raros. En todo caso quizás has dejado la avena poco cocida (porque utilizas copos gruesos, poca leche y/o fuego muy fuerte). La cosa es ir probando!

      Eliminar
  6. Yo desayuno algo parecido, pero sin cocer la avena... caliento la leche y añado los copos, así como fruta cortada, y últimamente semillas de chía. Sirve como porrigde sui generis, no? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi padre, que en su vida ha comido avena pero que ahora se ha vuelto fan, también los come así :)

      Eliminar
    2. y mi madre toma la avena con leche desde siempre, sin cocer ni tostar ni nada, añadiendo unas cucharadas al café. En realidad opciones para comer avena hay mil, aunque eso no sea porridge, claro.

      Eliminar
  7. Yo soy fan (por pura vagancia) de los overnight oats. Los preparo por la noche, poniendo la avena con leche y a veces fruta deshidratada (pasas, mango deshidratado, ciruelas, orejones...lo que tenga en casa). Toda la noche en la nevera, y por la mañana, voilá, listos para tomar sin manchar nada. En verano es lo más, bien fresquitos y si hace frío y no me apetecen recién salidos de la nevera, un golpe de microondas y perfectos. Es un desayuno que me encanta. También los preparo sin nada, sólo leche y copos y por la mañana les pongo fruta fresca o frutos secos... la verdad que lo admiten todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonnimm15/11/17

      Yo también soy de overnight oats, qué inventazo, levantarme y tener el desayuno hecho, como una reina! Me pirran, fresquitas en verano y con un golpe de micro en invierno. Yo las mezclo con algarroba, canela, cacao...y muchas veces con mantequilla de cacahuete por encima. ❤❤❤

      Eliminar
  8. Anónimo15/11/17

    Gracias maja.
    Yo tb te lo he pedido en muchas ocasiones.
    Yo soy muy vaga para desayunar, pero cuando veo tus fotos me das muchas envidia.
    Voy a probarlo seguro!!
    Si es que eres un sol!!
    Besotes
    Coquelicot

    ResponderEliminar
  9. También lo he probado alguna vez. Ahora en verano por las mañanas manzana rallada con jugo de mandarina y luego algo más.en otro blog también ha hecho una nota sobre ello. Es Gemma del blog wasel wasel.

    ResponderEliminar
  10. Yo los hago con leche y un poquito de stevia y cacao desgrasado, y mis toppings favoritos son plátano, frutos rojos, almendras en láminas o coco. Y como tú, ahora con el frío es lo que más me apetece!!

    ResponderEliminar
  11. Chica, con tantos comentarios apetitosos me han dado ganas de probarlo jajaja
    Era un poco reacia porque pensaba que había que cocerlos en leche y a mí la leche no me gusta mucho...pero me ha gustado la idea de poner la ralladura de limón que ha dicho Ava y luego he pensado que si las hago con "colacao" (leche y cacao desgrasado) también podría valer, no??

    Lo de dejarlo por la noche para que hidrate también me llama la atención...vaga que es una :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está genial tanta participación! :D
      Lo del colacao es perfectamente posible, lo bueno de la avena es que es como la pasta o el arroz, que es algo neutro y por tanto puedes hacerla con lo que te guste. ;)

      Eliminar
  12. Muchas gracias, Anita. Quedo a la espera del porridge para llevar ;)

    ResponderEliminar
  13. Anónimo15/11/17

    El porridge es nuestro desayuno favorito del mundo mundial!!! Bueno miento, soy mas de salado pero cuando me apetece dulce... porridge is the answer! El unico problema que tengo ultimamente es que la avena me da un ardor que me muero, asi que lo he reemplazado por rice pudding... (arroz integral cocido en agua y luego lo cocino un poco mas con un chorrito leche, agave, platano a rodajas y canela, topped con nueces. Buenisimo) En fin, a lo que iba, sabes lo que mas nos gusta mas a nosotros con el porridge?? el calabacin!!! cortamos calabacin a rodajas muy, muy finas un calabacin y se lo anyadimos a las oats y el agua... basicamente las hace SUPER cremosas... me encantan!!!!

    Georgina

    ResponderEliminar
  14. Madre mía qué ganas de desayunar me han entrado. La verdad es que yo lo intenté una época y quedaba muy jasco, tenía que añadirle mucho azúcar para que quedara un poco sabroso, pero me han entrado ganas de probarlo de nuevo. Cuando hemos ido de vacaciones en los hoteles que pillo este desayuno me parece buenísimo y sino me equivoco en Egipto una vez probamos un postre similar diría yo, lleno de frutos secos y miel...era una bomba calórica pero estaba tremendo. Y es que este postre me recuerda muy mucho a la papilla que me hacía mi mamá cuando de peque estaba malita y estas cosas no se olvidan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, de dónde eres? La palabra jasco se dice en mi casa y no la he oído nunca fuera jajaja.
      Y me chiva el Bigotes que el postre egipcio que dices será el sahlab, tengo que investigar!
      :D

      Eliminar
    2. Jajajajaj, jasco!! Yo tambien lo digo!! Tanto.para comida como para describir alguien que es..
      ."jasco" debe ser palabra maña pues!
      Yo tb hago porridges desde que te lo descubri en istagram! y le añado coco y fresa deshidratada! Mummmm

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...