viernes, 27 de octubre de 2017

Chica fit: Educar la voluntad

Ha pasado ya algún tiempo desde que escuché por primera vez la entrevista que hizo Marcos Vázquez al Mago More, pero no por eso la he olvidado: al contrario, la he oído varias veces desde entonces y no he hecho sino confirmar que esa conversación me resulta súper inspiradora. Estoy hablando del episodio 87 del podcast Fitness Revolucionario, un episodio genial de un podcast sensacional.

Adoro todo lo que hace Marcos Vázquez y siempre escucho su podcast, pero tengo que reconocer que una entrevista a un mago, guionista, personaje de la tele, no me llamaba nada de nada. Y entonces, un día de camino al trabajo, la oí. Y flipé. Me pareció lo más motivador que había oído hacía tiempo y me hizo reconciliarme con "la fuerza de voluntad".

Si no sois nuevos por aquí, sabréis que "fuerza de voluntad" es un concepto que odio. Que tiene un componente negativo que no me gusta, que en esos términos veo un trasfondo de "hago algo porque es bueno aunque no me gusta" que hace que sea muy difícil amar lo que haces y que yo nunca podría aplicar a levantarme a las seis de la mañana para salir a correr, por ejemplo, porque correr es algo que hago porque me gusta.

Pero entonces oí al Mago More.

Él explica la fuerza de voluntad como un trabajo de hábitos y es algo que me parece esencial y que comparto al cien por cien. Se trata de querer hacer algo y hacerlo, da igual que sea andar 10.000 pasos, dejar de beber coca cola o hacer deporte por la mañana, todo funciona igual: primero, hay que querer hacerlo (definir objetivos); después, hay que ir haciendo pequeños ejercicios de voluntad e ir modificando cosas y creando mini hábitos, y al final, todo va saliendo solo.

La cosa es que hay que hacer esos pequeños esfuerzos y pensar que mejor diez flexiones que nada o una cucharada de azúcar que tres, de forma que puedas anotar (aunque sea en la mente) que has cumplido, siendo más importante que el resultado en sí de las diez flexiones o del menos azúcar, el hecho de ir educando la voluntad y construyendo la vida que quieres. Ya estás un paso más cerca de ser capaz de hacerlo todo. Superpoderes del éxito para gente normal, se llama el libro de este señor.

En mi caso particular, hace un año y medio que decidí que esta vez sería la definitiva y lo conseguí, y creo que, aunque no haya sido del todo consciente, esta ha sido mi forma de hacerlo. Quería comer bien y lo que quería lo fui creando. Decidí madrugar para hacer ejercicio y eso llevo haciendo todo este tiempo, aunque haya días que el entrenamiento sea casi insignificante o ponga la prioridad en otras cosas en alguna temporada.  He incorporado el deporte a mi vida de forma diaria  como quería y sé que esta ha sido la definitiva porque yo de este carro ya no me bajo.

Llevo más de un año haciéndolo porque es lo que quería hacer y en un momento clave decidí que no tenía sentido no conseguir algo que estaba en mi mano, creí que era posible y decidí ir construyendo ese hábito. Recuerdo ahora todos esos años en los que siempre quería "quitarme tres kilos" y lo intentaba y no lo conseguía porque al tercer día incumplía el plan de no comer equis o y. En realidad me parece increíble que a veces no podamos ser dueños de nuestros actos y no mandemos sobre nuestra voluntad; por eso, y por lo que he vivido, creo que tenemos que educarla.

En definitiva, os animo a que escuchéis el podcast que os comento o que leáis el libro del Mago (yo no lo he hecho todavía pero no sé por qué, porque sé que me encantará)... Y si lo hacéis, contádmelo. ¡Me encantaría que alguien me dijera que le ha resultado tan motivador como a mí!

Y ahora sí... a por el fin de semana, hablando de cosa motivadorasssss. :D ¡Que lo disfrutéis!

6d08228c2706426859b0072f79402136--hay-spanish-quotes

3 comentarios:

  1. Muchas gracias de verdad por este post y por la honestidad que desprende. Yo quiero ver mis avances así. Sé que hay cosas que puedo/quiero cambiar o mejorar en muchos ámbitos de mi vida y asumo que soy poco disciplinada. Ya no me preocupa ese "defecto", me lo trabajo pero a mi manera. No puedo/quiero dejar el café de golpe, ni el pan de golpe, ni eliminar el plástico de mi vida mañana mismo. Prefiero pensar y motivarme para ir a más, que he reducido el café, que como mucho menos pan y si puedo con harina integral, que ya no llevo bolsas al súper y que por fin he vendido la cafetera Nespresso por mucho que me gustaran sus capucccinos sabían que para mi sistema digestivo era veneno puro. Poco a poco, educando y sin perder la esperanza de que "si quieres, puedes", pero cada uno a su ritmo. Te comparto este enlace de un blog que me pareció muy esperanzador. Ojalá te guste http://www.cualquiercositaescarino.com/algunas-cosas-que-debes-evitar-si-quieres-cambiar-el-mundo/

    ResponderEliminar
  2. Anónimo27/10/17

    Se me caen las lágrimas al leerte. Yo este año he decidido que estudio y en ello estoy, con la promoción interna al A1, dedicándole horas y esfuerzo a algo que siempre quise hacer pero que no intentaba por miedo al fracaso, a la pereza, a verme incapaz. Y como dices un día algo hizo 'clic' y me lancé. Me dejo una pasta en la preparadora y paso más tiempo del que querría lejos de mis hijos pero algo dentro de mí me dice que estoy haciendo lo correcto. Querer es poder, es trazarte un camino y saber que vas a recorrerlo aunque tardes y aunque tropieces mil veces. Bravo por el post! Y por su puesto buscaré ese podcast. Mil besos, Mar.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo27/10/17

    escuchanding... te cuento en un rato
    Lu

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...