lunes, 14 de septiembre de 2015

Los lunes de septiembre y la fuerza de voluntad

¡Buenos días por la mañana! ¿Cómo se os ha dado el finde?

 Yo la verdad es que lo he aprovechado bastante. Me encanta quedarme en Madrid cuando los días aún son largos y hace buen tiempo para aprovecharlos bien. He organizado todas mis cosas, he hecho muchas fotos para futuros posts, he hecho deporte, he comido fuera y he ido de compreteo a tiendas chulis. Tengo la casa medio bien y tengo energía para empezar la semana y más, así que comenzamos. :)

Hoy iba a hablar de otra cosa pero he empezado la mañana con veintiocho percances y me he quedado sin fotos, así que voy a hablaros de una cosa que hace días que me ronda: la fuerza de voluntad.

Me decís muy a menudo que tengo mucha fuerza de voluntad...

-¡Qué fuerza de voluntad!

-¡Ojalá tuviera yo esa fuerza de voluntad!

Y no, yo no tengo una gran fuerza de voluntad.

Tengo otras cualidades, soy muy organizada y disciplinada y pongo muchas ganas a todo lo que hago, pero la fuerza de voluntad no es una de las que me caracterizan.

Cuando hago deporte, lo hago porque me gusta y porque me apetece.

Si como un bocadillo con rúcula, no lo hago con una gran fuerza de voluntad porque comer verde sea bueno para mi organismo sino porque me encanta.

Si me apunto a hacer el BBG de Kayla Itsines y lo cumplo, es porque me diverte y me gusta ser disciplinada, pero no porque tenga fuerza de voluntad para hacer lo que no me apetece.

La fuerza de voluntad es necesaria para hacer aquello que es bueno para ti pero no te apetece en el momento... y yo de ésa tengo poca. Si tuviera fuerza de voluntad, me levantaría a las seis de la mañana todos los días e iría a correr al Retiro, pero no la tengo y me quedo durmiendo. Si tuviera fuerza de voluntad me daría crema hidratante por el cuerpo siempre después de la ducha, pero en cambio lo hago una de cada cuatro veces. Si tuviera fuerza de voluntad, no me estudiaría las asignaturas en una semana pasándolo mal sino que me pondría dos horas todos los miércoles del año y me iría divinamente.

Decirme a mí que tengo fuerza de voluntad por lo que veis que hago es como decirle a alguien que lee mucho "¡Qué fuerza de voluntad tienes (para leerte cincuenta libros en un año)!" Seguro que esa persona no lee como un castigo sino como un placer y no tiene nada que ver con tener fuerza de voluntad, ¿lo veis?

Esta es mi reflexión improvisada del lunes y aquí lo dejo. Mañana tengo preparado un post muy chulo de los que os gustan, así que estad atentas. ¡Que tengáis buen lunes! ;)

Sin título



29 comentarios:

  1. Es una suerte disfrutar tanto con cosas tan saludables, a mí me encanta leerte porque siempre me das ideas nuevas, pero estoy contigo ¡no hay que sufrir! Por cierto, las monerías de papelería que ilustra el post me despista y me dan ganas de sacar todas mis libretas bonitas y ponerme a hacer listas de las mias jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues atenta al post de mañana, no te digo más, gggg. ;)

      Eliminar
  2. Entre ser disciplinada y tener fuerza de voluntad hay poca diferencia, asi en principio ¿no? habría que entrar en un intenso debate sobre la definición de los términos, pero en resumen, con tener un poco de cada le salen a una las cosas bien.
    Sigue dándole, y que no te falte disciplina, voluntad o ganas para seguir escribiéndonos! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, yo le veo un matiz diferente y al menos con ese sentido he querido expresarlo. Me gusta el orden, soy cuadriculada, me gusta hacer planes, crear estrategias e intentar cumplirlas, todo eso, pero soy incapaz de hacer lo que no me apetece y muchas muchas veces no tengo fuerza de voluntad para ver lo que algo me reportará a largo plazo si no obtengo un placer inmediato. :)

      Eliminar
  3. A mi también me dicen mucho eso de que tengo mucha fuerza de voluntad, y a mi lo que me parece mal es que es como si fuera un superpoder que me hiciera las cosas más fáciles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo más bien le veo la connotación negativa de los ojos que lo miran, es decir, si alguien me dice "qué fuerza de voluntad para desayunar lechuga" entiendo que desayunar lechuga le parece un horror. Por eso cuando me lo dicen por algo que yo hago con tanta ilusión y ganas y que me gusta mucho me quedo un poco alucinada, porque da a entender que el de enfrente lo ve como un suplicio, un sufrimiento, algo poco apetecible y yo, desde luego, no lo vivo así. ;)

      Eliminar
  4. Hola. tienes razón que tener fuerza de voluntad es hacer cosas que no queremos pero nos obligamos a ello. Por ejemplo yo odio hacer deporte pero todos los días me obligo con lo que se supone que sí tengo fuerza de voluntad y además me levanto a las 6:30... Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí que tiene mérito, hacer algo reconociendo que "lo odias"!! ;)

      Eliminar
  5. Pues yo necesito fuerza de voluntad, y mucha, para seguir con este lío en el que me he metido yo solita, porque en cada sesión me veo morir y no lo encuentro nada divertido. Sé que a ti te gusta hacer deporte y superarte. A mí no. Lo hago con un fin: estar más ágil, perder unos kilillos, estar más fuerte... Pero no porque me guste, la verdad. Se nota que acabo de terminar mi sesión de piernas y no me puedo mover más que a cámara lenta...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes que darle una vuelta de tuerca y hallar la diversión del asunto, porque si no lo terminarás dejando. Es demasiado duro como para hacerlo sin encontrar ganas.
      Venga, que en el fondo te gusta sufrir... Jajajaj.
      Mua.

      Eliminar
  6. Suerte que tienes de que te gusten cosas tan saludables. A mi me pasa más como a Ro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me gustan cosas no saludables, jeje!

      Eliminar
  7. Entiendo la diferenciación que haces. Yo creo que las personas tendemos a ser egocéntricas y pensamos que lo que nos cuesta a nosotros, les cuesta a las demás personas también (y la mayoría somos floj@s o no les gustan las verduras xD).
    Desde luego los hábitos saludables sí se obtienen a fuerza de voluntad al principio y luego ya, puede ser que te terminen gustando. Igual te ha pasado eso o igual ya eras así de siempre, pero si te va bien, genial ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que sí, que es así, pero yo no soy muy constante en general, precisamente porque no tengo esa fuerza de voluntad y sólo hago las cosas que me apetecen. Como todo el mundo también intento adquirirla y hacer de las cosas buenas un hábito. ;)

      Eliminar
  8. Si ya te lo dice la Marple que es muy sabia...tú eres muy disfrutona!!! ;))

    Yo incluso para hacer cosas que me gustan a veces tengo que tirar de fuerza de voluntad jijijiji pero si algo te gusta y lo disfrutas mucho, estoy de acuerdo contigo en que sale natural...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo14/9/15

    esta claro que a menudo confundimos disciplina con fuerza de voluntad. yo tambien soy muy de verduritas y aqui, en el pais de las tentaciones, muchas veces me pido lo unico sano de la carta, no por sacrificio, sino porque me encanta (y aun me encanta mas que cuide mi salud). incluso si es un dia guarrindongo y de capricho soy de esas que es capaz de pedir pizza de alcachofas y rucula (y luego hay otros dias que me meto unas cheese fries entre pecho y espalda la mar de cochinotas, tambien jajajaja!).
    a mi me encanta ver lo organizada que eres, lo disciplinada... son cosas que me encantan en las personas (quizas porque yo tambien soy bastante asi). y me resultan inspiradoras o no se. que me gusta!
    yo estoy emocionada porque en un par de semanas nos mudamos a otro apartamento y voy a tener el gimnasio en casa (aqui la mayoria de urbanizaciones de apartamentos de aquiler tienen su gimnasio, su(s) piscina(s), su clase semanal gratuita de yoga... ) y es emocion total!! a ver si me sale toda la disciplina y la constancia y me pongo como tu a tope con el BBG!! ganas no me faltan desde luego!
    muaaaaaks!
    LP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta el rollo disciplinado, el siguiente post es para ti, jajaja.
      No sabes la envidia que me das, ahora me iría yo a vivir a EEUU, unos años, tal vez no para siempre, pero me iría.
      Aunque ahora que lo pienso, menos mal que no, no te imaginas la de cosas que no puedo comprarme porque no las envían a España jajajaja.

      Eliminar
    2. Anónimo15/9/15

      jajajajaja! a mi no me gustaria quedarme aqui para siempre, la verdad. ganas ciertas cosas, pero hay que sacrificar tantas otras... personalmente, que soy muy de mis amigos, muy de la cultura espanyola del disfrute, sinceramente no me compensa. aqui el ritmo de vida es tan diferente! la gente es tan independiente que llega a ser solitaria y egoista. culturalmente algo muy muy diferente. y que a mi no me gusta un pelo. obviamente hay de todo como en botica (igual que en todos los paises del mundo), pero la tendencia es esa.
      eso si, para las compras online y compras en general es tambien el pais de las tentaciones. el consumismo mas bestia del mundo. y ya no solo por las compras, cualquier tipo de ocio tipico americano implica un gasto de dinero importante. estos no son de, que hacemos hoy? quedamos para comer/cenar? porque la cena no es ocio, no es placer, es lo que hacen todos los dias. y si, casi todos los dias, sea el dia que sea, fuera de casa. con lo cual no hay apenas emocion con quedar para comer o cenar. ni tampoco lo de tomar un café/unas canyas y conversar. el café se toma en el drive through to go y las canyas... Bueno, quizas eso lo puedas hacer algo mas por aquello de la moda de las breweries, pero na, tampoco es lo mismo.
      en fin... de todo tiene que haber en este mundo!! jajajajaja!!

      Eliminar
    3. Sí, me lo imagino un poco así, por eso creo que no para siempre. En general creo que para siempre no encontraría un sitio mejor que España... O tal vez sí, quién sabe, me encantaría poder probar casi todos los países, pero de momento lo veo chungo... ¿Es que no piensan poner juzgados españoles en el extranjero o qué? XDDD

      Eliminar
  10. tienes toooda la razon!! pero aun asi,,,que guay que te guste tanto hacer deporte y te divierta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, yo no creo que ser constante sea fácil o salga solo, pero sí me sorprende que a tanta gente le "sorprenda" que me guste hacer deporte. Creo que algo se hace mal para que tanta gente lo vea algo así como un castigo... :)

      Eliminar
  11. Anónimo14/9/15

    Yo creo que eres consecuente y coherente. Para mí si hay diferencia entre fuerza de voluntad y disciplina. Estoy contigo....jejejeje
    Silvia
    PD. No te había abandonado, es que he estado casi un mes sin Internet :-O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvuelta entonces! Jeje. Estar sin internet es de lo peorcito, jajajaja.
      Yo es que soy muy cuadriculada, pero de ahí a tener mucha fuerza para hacer lo que no me apetece... ;)

      Eliminar
  12. Anónimo15/9/15

    fuerza de voluntad, disciplina...no se....a mi lo que si me pareces es muy autoexigente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya lo he dicho otras veces, lo soy. ;)

      Eliminar
  13. yo si creo que tienes fuerz de voluntad, peo es que para mi eso es lo mismo que ser disciplinada: cumplir algo que te has propuesto, aunque haya dias que no sea lo que más te apetece.

    es como lo de Kayla Itsines...dices que lo haces porque te gusta ser disciplinada (además de todas las cosas buenas que te reporta, claro), pero yo no veo diferencia entre que te "guste ser disciplinada" y tener fuerza de voluntad, para mi es lo mismico.

    Y, en cualquier caso, es muy bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, la diferencia es que yo me organizo SIEMPRE y en cambio muchas veces no cumplo. Sobre Kayla, por ejemplo, no es que cumpla, es que no me cuesta ningún trabajo hacer deporte tres medias horas a la semana. Me gusta hacer Kayla y no otra cosa porque soy cuadriculada, organizada y demás, pero para mí no es un reto en sí cumplirlo, porque como te digo, no me cuesta nada.
      Son matices, entiendo que para ti sea lo mismo pero yo oigo "qué fuerza de voluntad" cuando estoy haciendo algo que no me cuesta esfuerzo y no sé, me choca.

      Eliminar
    2. Lo que quiero decir es que el día que no me apetece... no lo hago!! Por eso digo que no tengo fuerza de voluntad!:D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...