jueves, 8 de mayo de 2014

Yo soy una chica que lee

por eso, cuando he conocido este texto maravilloso de Rosemary Urquico, he necesitado compartirlo...
Lo copio aquí en inglés y traducido al español y a ver si os pone una sonrisa de oreja a oreja como a mí.


You should date a girl who reads


Date a girl who reads. Date a girl who spends her money on books instead of clothes, who has problems with closet space because she has too many books. Date a girl who has a list of books she wants to read, who has had a library card since she was twelve.

Find a girl who reads. You’ll know that she does because she will always have an unread book in her bag. She’s the one lovingly looking over the shelves in the bookstore, the one who quietly cries out when she has found the book she wants. You see that weird chick sniffing the pages of an old book in a secondhand book shop? That’s the reader. They can never resist smelling the pages, especially when they are yellow and worn.

She’s the girl reading while waiting in that coffee shop down the street. If you take a peek at her mug, the non-dairy creamer is floating on top because she’s kind of engrossed already. Lost in a world of the author’s making. Sit down. She might give you a glare, as most girls who read do not like to be interrupted. Ask her if she likes the book.

Buy her another cup of coffee.

Let her know what you really think of Murakami. See if she got through the first chapter of Fellowship. Understand that if she says she understood James Joyce’s Ulysses she’s just saying that to sound intelligent. Ask her if she loves Alice or she would like to be Alice.

It’s easy to date a girl who reads. Give her books for her birthday, for Christmas, for anniversaries. Give her the gift of words, in poetry and in song. Give her Neruda, Pound, Sexton, Cummings. Let her know that you understand that words are love. Understand that she knows the difference between books and reality but by god, she’s going to try to make her life a little like her favorite book. It will never be your fault if she does.

She has to give it a shot somehow.

Lie to her. If she understands syntax, she will understand your need to lie. Behind words are other things: motivation, value, nuance, dialogue. It will not be the end of the world.

Fail her. Because a girl who reads knows that failure always leads up to the climax. Because girls who read understand that all things must come to end, but that you can always write a sequel. That you can begin again and again and still be the hero. That life is meant to have a villain or two.

Why be frightened of everything that you are not? Girls who read understand that people, like characters, develop. Except in the Twilight series.

If you find a girl who reads, keep her close. When you find her up at 2 AM clutching a book to her chest and weeping, make her a cup of tea and hold her. You may lose her for a couple of hours but she will always come back to you. She’ll talk as if the characters in the book are real, because for a while, they always are.

You will propose on a hot air balloon. Or during a rock concert. Or very casually next time she’s sick. Over Skype. 

You will smile so hard you will wonder why your heart hasn’t burst and bled out all over your chest yet. You will write the story of your lives, have kids with strange names and even stranger tastes. She will introduce your children to the Cat in the Hat and Aslan, maybe in the same day. You will walk the winters of your old age together and she will recite Keats under her breath while you shake the snow off your boots.

Date a girl who reads because you deserve it. You deserve a girl who can give you the most colorful life imaginable. If you can only give her monotony, and stale hours and half-baked proposals, then you’re better off alone. If you want the world and the worlds beyond it, date a girl who reads.

Or better yet, date a girl who writes. 


Sal con una chica que lee 

Sal con una chica que lee. Sal con una chica que se gasta el dinero en libros en vez de en ropa. Que tiene problemas de espacio en el armario porque tiene demasiados libros. Sal con una chica que tenga una lista de libros que quiere leer y carné de la biblioteca desde los doce años.

Encuentra una chica que lee. Sabrás que lo hace porque siempre llevará un libro sin  leer en el bolso. Es la que mira con amor las estanterías de la librería, la que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica rara que huele las páginas de los libros viejos en una librería de segunda mano? Esa es la lectora. Nunca se pueden resistir a oler las páginas, especialmente si están amarillentas y desgastadas.

Es la chica que lee mientras está esperando en la cafetería del final de la calle. Si echas un vistazo a su taza, verás que la crema del café está flotando en la superficie porque ya está absorta en la lectura. Perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate. Probablemente te dedique una mirada feroz. Como a la mayoría de las chicas que leen no le gusta ser interrumpida. Pregúntale si le gusta el libro.

Invítala a otra taza de café.

Hazle saber lo que piensas de Murakami. Averigua si ha pasado del primer capítulo de La Comunidad del Anillo. Entiende que si te dice que entendió el Ulysses de James Joyce sólo lo hace para parecer inteligente. Pregúntale si le gusta Alicia o si le gustaría ser ella.

Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros por su cumpleaños, por Navidad y por los aniversarios. Hazle el regalo de las palabras, en poesía o en canciones. Regálale a Neruda, Pound, Sexton, Cummings. Hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella conoce la diferencia entre los libros y la realidad, pero por Dios que va a intentar que su vida sea un poco como su libro favorito. No será tu culpa si lo hace.
Por lo menos tiene que intentarlo.
Miéntele. Si entiende la sintaxis, entenderá que necesitas mentir. Tras las palabras hay otras cosas: motivaciones, valores, matices, diálogos. No será el fin del mundo.

Fállale. Porque una chica que lee sabe que el fracaso siempre lleva hasta el clímax. Porque las chicas que leen entienden que todo tiene un final, pero que siempre puedes escribir una segunda parte. Que puedes empezar una y otra vez y seguir siendo el héroe, y que la vida está destinada a tener un villano o dos.
¿Por qué estar asustado de todo aquello que no eres? Las chicas que leen entienden que las personas, como los personajes, maduran. Excepto en la saga Crepúsculo.

Si encuentras una chica que lee, mantenla cerca. Cuando la encuentres a las 2 de la mañana agarrando un libro contra su pecho y llorando, hazle una taza de té y abrázala. Es posible que la pierdas durante un par de horas, pero siempre volverá a ti. Hablará como si los personajes del libro fueran reales, y es que durante un tiempo, siempre lo son.

Te declararás durante un viaje en globo. O en medio de un concierto de rock. O casualmente la próxima vez que esté enferma. Tal vez por Skype.

Sonreirás con tanta fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha explotado y la sangre no está corriendo por tu pecho todavía. Escribirás la historia de vuestras vidas, tendréis hijos con nombres extraños y gustos aún más extraños. Le presentará a vuestros niños al Gato Garabato y a Aslan, quizá el mismo día. Pasearéis juntos en los inviernos de vuestra vejez y ella recitará a Keats en voz baja mientras te sacudes la nieve de las botas.

Sal con una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una chica que pueda darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si sólo puedes darle monotonía, horas trilladas y propuestas a medias, entonces estás mejor solo. Si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, sal con una chica que lee.

O mejor aún, sal con una chica que escriba.

woman-and-books1 

**Para los rebeldes, también existe el contrapunto: SAL CON UNA CHICA QUE NO LEE  ;)

18 comentarios:

  1. Mi sonrisa es tan grande que se sale por la terraza y llega atravesando la Castellana , hasta Recoletos , donde casualmente está la feria del libro .
    Ojalá lo hubiera escrito un tipo cuyo nombre empieza por J .
    ¡Dime que si ¡

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, lo había leído y hasta puede que guardado por ahí. Y también me leí el otro, el de "Sal con una chica que no lee". Me gustaron los dos!

    ResponderEliminar
  3. Qué dulce!! También me ha hecho sonreír!

    ResponderEliminar
  4. Que grande Anita! Me ha encantado es imposible no compartirlo!!!

    ResponderEliminar
  5. Ay que descubrimiento de texto es genial!!! Me ha encantado la parte en la que dice que tus hijos tendran nombres raro porque ahora me toca de cerca jajaja. Por eso el nombre lo decidio el padre jajaja. Eres genial Anita.

    ResponderEliminar
  6. Lo había leído y es genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me se yo de alguna que se quedó un poco pa´lla de tanto leer.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8/5/14

    Yo descubrí el texto hace unos cuantos meses creo (memoria de pez) que gracias a Itziar de "Vidas de Mercurio". Simplemente genial.
    Marta.

    ResponderEliminar
  9. diox!! no sabia de este texto. Me ha encantado

    ResponderEliminar
  10. Lo había visto en el blog de Itziar. Es tan genial.

    ResponderEliminar
  11. Es precioso! Soy un poco como esa chica rara!!! Gracias Anita por compartir.

    ResponderEliminar
  12. Irene9/5/14

    Como enamorada de los libros y bibliotecaria que soy me ha parecido precioso. Horas y horas paso en las librerías de segunda mano buscando algún tesoro y disfrutando mientras huelo las páginas de practicamente todo lo que abro.

    Muy bonito Ana, me ha alegrado la mañana así que gracias!! :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Anónimo9/5/14

    Hacía tiempo que no leía algo tan bonito y enternecedor.Identificación total. Gracias Anita.C.

    ResponderEliminar
  14. Esa sensación cuando acabas un libro, te lo pegas al pecho y lo abrazas… ESA sensación es inigualable!! Gracias por compartir esto!! :)

    ResponderEliminar
  15. ¡uy! que no te voy a perdonar que no hayas puesto mi traducción de *Sal con una chica que no lee*… :oP
    http://aquisetraduce.blogspot.com.es/2013/02/sal-con-una-chica-que-no-lee.html
    besazo
    i.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...