viernes, 1 de febrero de 2013

Welcome on board

Ya estoy en casa. Me ha sentado tan bien África y he venido tan relajada que ayer en el metro me confundí y me bajé una parada antes. ¡Estaba convencida de que vivía en Bilbao!

El vuelo en business diciendo que sí a todo, una experiencia. Y me lo tomé como un post de investigación, así que lo traigo todo documentado...

Minuto uno. ¿Quiere prensa? ¿El Mundo, El País, Expansión?

Sí, por favor.

Primer error. ¿O es que no sabéis que la prensa de este país es capaz de amargar el viaje en business a cualquiera? ¡Y encima la de ayer, vaya mala leche! :/

Sin título

No me dejé llevar por el cabreo y acogí con una buena sonrisa el ofrecimiento del minuto número dos: la ya mentada copa de champán. En realidad, no era champán sino cava  y me dio tanta vergüenza aceptar que salió de mi boca una sonrisa estúpida y un ¡hoy vengo decidida a decir sí a todo! que me dejó sin secretos, gggg. Pero bueno, estaba rico!


Sin título

Conforme el benjamín iba bajando, fui llegando a secciones del períodico que me gustan más y vi como el viaje se iba animando...

Sin título

- ¿Le apetece merendar? ¿Un croissant relleno? ¿Un poquito de fruta fresca?

Obviamente, sí a todo.

Sin título


El croissant, de queso manchego y membrillo, por favor. ¿La fruta es piña y naranja? Sí, gracias.

En esto estaba cuando volvieron a interrumpirme y empiezo a sentirme como cuando en Ryanair te bombardean a anuncios.

Sin título

Ah, ¿que si quiero algo caliente? Mmm, espera que piense...

Sin título

Vale! Digooo... sí, por favor! :)

Sin título

Me tomé el café con vosotros. ¡Chin, chin!

Sin título

¿Que si quiero repetir? ¿Y que si quiero copa?!!!! ¿Pero esto es lo que hacen los políticos a las seis de la tarde un día de diario??!! ¡¡¡La madre del cordero!

Mandé al traste mis buenos propósitos y me pasé al no gracias, decidí volver al mundo de los macarras con Palahniuk y elaboré mis conclusiones...

Sin título

Muy divertido todo, llegué a casa cenada, pero me di cuenta de que no me siento bien siendo más que el resto. Que no soy rica ni me gusta, que no tengo mente de gobernante más que en mi casa y que donde yo voy cómoda es en turista y no tomando champanes mientras me hacen la pelota y los otros cuarenta pasajeros tienen que pagar cuatro euros por una coca cola. Que esto es lo que pagamos a nuestros políticos (porque lo de los sobres es para otros menesteres). Que a mí me gusta más ser del montón.

20 comentarios:

  1. Una cosa es que llames y vayan a ver que necesitas y otra ese bombardeo...por favor.

    De las noticias no quiero hablar, no quiero, que me indigno, cual secretaria general.

    ¿El libro? Ya estamos encaminadas con el reto...Espero conclusiones; la portada llama la atención.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/2/13

    Mmmm, te entiendo, creo que yo también me siento más cómoda tomando algo en un bareto relajado que en un restaurante con mantel de hilo, por ejemplo. Del periódico, mejor no hablamos, que me enciendo (aunque yo, homelandadicta, también leí la columna de Marcos Ordóñez, jeje). Y oye, ¿Palanhniuk no es un poco heavy? Es de esas lecturas que no sé si me van a gustar por demasiado "gores". Cuéntanos.

    Ana.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, madre mía, madre mía. Ni echar un sueñecito te dejan. Yo en esos lares no puedo dejar de sentirme incómoda, no sé, no me gusta el postureo. Me gusta quedarme dormida con el cuello como la madre del Rey y que se me caiga la baba gustosamente.
    Es como hacer un viaje largo en la clase supra de Alsa. Cuando llegas a tu destino, pides a gritos un desatascador.

    ResponderEliminar
  4. joder, en um mini vuElo Melilla-Madrid??? q pasada, si casi ni te da tiempo a acabar la merienda no?

    un fallo lo del periodico,te amargaría el café, ayer empecé el dia de mala leche, como siempre que leo algo asi, pero acabé muy muy triste...

    ResponderEliminar
  5. Un viaje largo y que te entretengan ofreciéndote cosas ricas es agradable, pero, desde luego, con la que está cayendo me quedo con la reflexión de que a los políticos (iba a decir nuestros, pero si fueran míos ya los hubiera vendido, o regalado) todavía les parece poco y han de buscarse complementos. En fin sin comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que este vuelo es hora y media contando despegue y aterrizaje!!!
      La vez que volví de Nueva York en business fue otra cosa, ehhh, de eso no me quejé, jaja.

      Eliminar
  6. Con el cabreo general que reína hoy en este país (o el que debería), yo que también soy positiva a tope solo puedo decir que cada día me caes mejor.

    ResponderEliminar
  7. Todo eso en un vuelo de hora y media?? Pero si cuando te ofrecen el café estás todavía pasando el croissant con el benjamín!!

    ResponderEliminar
  8. Yo tampoco he nacido para ser rica. No llevo nada bien que me hagan la pelota, la verdad... y mucho menos por obligación.

    Claro que, tampoco he viajado en bussiness jaja!

    ResponderEliminar
  9. juas, desde luego que se pasa mejor llevándote tu propio sanguche o quedándote dormida como un cesto, pero yo seguro que salgo de la clase business con una medio chispa que pa qué!, si me dan champán non-stop puede ser terrible!!
    y en un viaje corto pasan tantas veces a ofrecerte cosas!?, si son más cansinos que ryanair que te venden de todo, que parecen un bazar!
    besos sin business

    ResponderEliminar
  10. Anita, lo primero que he pensado es en la duración del vuelo . Ni que fuera de 8 horas!!! (acabo de ver que es de 1:30!).
    Lo de El País... crees que será el principio del fin de tanta hipocresía? (y no me refiero sólo a los que están en este momento en el poder sino absolutamente de todos los aprtidos políticos, empresarios,banqueros... o será sólo un nuevo x file que quedará archivado sin llegar a ninguna parte.
    Oye, el cava no era un cava cualquiera, era Anna de Codorniu, aunque no fuera Möet Chandon...

    ResponderEliminar
  11. Anitaaa soy tan FAAAAN tuyaa!!!y eso que ultimamente no te escribo mucho,pero que conste que te leo a diario!!a seguir así de estupendaa!!buen findee!

    ResponderEliminar
  12. Ahh y me parto con la foto nº6!!!jajajajaja!tremendaaa!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo1/2/13

    Ana, ¿sabes que ha pasado con las sisters de "sisters and dresses" que hace mucho que no publican? Un beso

    ResponderEliminar
  14. Quin luxe!!!.

    Patonets i bon cap de setmana!

    ResponderEliminar
  15. Jajaja buenísimo el post!!!!! A mí me pasa un poco, tanta atención me agobia jeje.Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantando cómo lo has contado. Parecía que estaba allí, echándome las copichuelas...Un besote.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo2/2/13

    Yo hace 1 semana, volé de Dallas - Madrid, y cuanto me hubiese gustado volar en business, no por la comida que en esta ocasión America airlenes me sorprendio gratamente con el menu tanto de la cena como del desayuno, con su croissan calentito y un plato de pasta exquisito, si no por espacio tan reducido de los asientos del avión, en un viaje de 9:30 (mas 3:30 de Sacramento a Dallas) tú cuerpo parece tal mente un tetris. Un beso Sagrario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro! Yo fui a Nueva York en turista y en business y no hay color!!!!
      Pero en este vuelo, que es una avionetilla con 60 plazas y que dura hora y media, los asientos de business son los mismos que los de turista, sólo que con atenciones.

      Eliminar
  18. Jajajaja, me ha encantado!!!
    Pues tienes razón, como bien se dice, "lo poco gusta y lo mucho cansa" Pues eso! Que peloteo el justo.
    Besets!
    MeryPopLand

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...