jueves, 21 de febrero de 2013

Hoy llevo una blusa que hizo para sí una señora mayor

Siempre me parece genial la gente mayor. A pesar de no tener nada de empatía infantil, ni gota de paciencia, poca tolerancia y muy mala leche (sí, en general soy una prenda, pero muy especialmente con los niños), con los viejos me pasa justamente lo contrario. Me caen bien, me divierten, me transmiten. Les brillan los ojos, alucinan con que en el ipad quepa todo y contestan a las preguntas de un juez con tremenda naturalidad.

Me encantan esos señores mayores con abrigo de paño y buena planta (de esos que sabes que hace treinta años tenían porte de galán de cine) y las señoras ultraarrugadas con un buen carmín. Yo quiero llegar a vieja y ser una vieja guay. He dicho.

Sin título

26 comentarios:

  1. Sí, yo también quiero ser una ancianita molona, con mil arrugas, pero con la sonrisa siempre en la boca y unos ojos como los de mi abu, que con mirarte ya te dicen todo.

    Por cierto, me gustó la blusa cuando la compraste, pero con el modelito de hoy me gusta todavía más!

    ResponderEliminar
  2. Como ya te dije en la entrada de la silla, tú vas a ser una ancina muy glamurosa y enrollada.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me pasa exactamente igual que a ti, no tengo ni idea de tratar a un niño, en cambio me encanta conversar con personas mayores... ¡puedes aprender tantísimo de ellos!

    Esa blusa será de señora mayor, pero es preciosa, me encanta.

    Un besete.

    ResponderEliminar
  4. que bien te quedan esas gafas¡¡¡
    yo quiero ser una viejita con pantalones anchos , arrugada y marchosa... tipo Audrye Hepburg de mayor (o como se escriba)..

    ResponderEliminar
  5. Anónimo21/2/13

    jajajajaa... no puedo estar más en desacuerdo contigo... a mi los niños me resultan fascinantes... y los abuelos, cuanto más tradicionales mejor... me horrorizan los hogares del jubilado y los viajes del imserso, en cambio me gustan las señoras que huelen a canela y los señores que recuerdan la vida en el pueblo.
    Desde luego, para gustos los colores...
    Un besazo y que tengas un buen dia, Susana.

    ResponderEliminar
  6. Me encantas, anita, te llevo a pinterest!

    ;)

    ResponderEliminar
  7. Me hace mucha gracia que compartamos esa mínima empatía con la infancia en general, yo soy de las que pasan completamente cuando les enseñan bebés, no me interesan nada las criaturas por debajo de la edad de lectura y luego tampoco mucho!
    Y tienes todos los boletos para ser vieja guay, porque ya eres guay ahora mismo y luces esa camisa con mucho estilo personal y mucho encanto, esos tirantes molan!. Yo quiero llegar a ser vieja rara, llevar sombreros y turbantes, ponerme un carmín chillón y estar igualita que las señoras de Advanced Style, que me fascinan!!!
    besos molones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que esas damas son geniales!

      Eliminar
  8. Me chifla tu camisa!A mi los viejos lo que me dan es una paz....Sentarme a oír sus historias y batallitas, y ver como existe la no-superficialidad, es un planazo para cualquier tarde.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Yo también siento debilidad por los ancianos. Hay algo entrañable en los años vividos y las historias por contar.
    Los bebés están muy bien si son de tu carne y sangre, los demás molestan un montón.
    Mil besos Anita guapa.
    XXXXXXXXXXXXXXXXx

    ResponderEliminar
  10. Pues qué guapa!!! Yo soy de ambos bandos, viejos y niños, los dos me flipan. muak

    ResponderEliminar
  11. Yo también quiero ser una vieja guay, bueno, más bien hippy, o que me de igual todo, ja,ja y no parar de hacer cosas.
    P.D tengo que sacar a pasear los tirantes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Seguro que somos unas viejas estupendas y guays jajaja... estás muy divina en esa pose!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh
      Me temo que me lo pierdo ¡pero seréis geniales!

      Eliminar
    2. Acabo de imaginarnos. Anita y yo con 60 añitos y soñando con jubilarnos (para entonces nos quedarán diez años...) y Cristina con 85 disfrutando de la vida y suministrándonos jabón en la red social de turno ... Jajaja.

      Eliminar
    3. Tenemos que ser un cuadro genial XD

      Eliminar
  13. Me encanta la blusa con el vestido! xx

    ResponderEliminar
  14. Pues yo también soy de los dos bandos, me encantan los niños y los abuelos... Por desgracia sólo tengo una abuela viva, pero que creo que puedo decir sin temor a equivocarme que la quiero más que a mi madre... Porque me da lo mejor de ella, y porque me hace reír como poca gente puede hacerlo.... Escribiré un post sobre ella, ahora que me has dado la idea (sin querer, pero me la has dado jipi)

    Un besito transoceánico! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quería decir jipi, quería decir jiji (Maldito corrector automático!!!)

      Eliminar
  15. Ohhhhhh
    ¡¡Ya se por qué te caigo bien!jajajajaaaaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja!
      Lo siento, aún no estás en la categoría de señora mayor.
      Guay, sí. Y anciana vas a serlo antes que yo, así que seguiré tu senda.
      Miss Marple, eso no lo he dicho pero quiero ser como tú.

      Eliminar
  16. qué mona, esta genial con esa blusa!!!

    pues a mi los abueletes...en fin, hay de todo, incluso dentro de mi familia, uno de mis abuelos es rígido, serio, muy de otro tiempo (y estoy siendo un poco eufemística) y el otro es la mejor persona del mundo y siempre está alegre!!!

    alguna vez he pensado que todo el mundo debería conocer a mi abu...no sabeis lo que os perdeis!!! (e hizo la mili en Melilla,antes de que Marruecos fuese Marruecos, así que te podria contar mil cosas)

    ResponderEliminar
  17. A mí también me gustan las personas mayores y creo que tengo buena mano con ellas. Yo de mayor quiero ser como mi mami, que mola mucho. Nunca la he visto salir de casa sin pintarse los labios y aún ahora rozando los 80 lleva una bolsita en el bolso con el pinta labios para repasareselos, va cada semana a la pelu y es capaz de cambiarse de ropa si le digo que lo que lleva no la pega.

    Un beso

    Norma

    ResponderEliminar
  18. Qué guapa estás con esas gafas y esa lazada!
    A mi no me interesaban mucho los bebés hasta que decidí ir a buscar uno, pero sigo rascando...
    también me pido ser una señora mayor con los labios pintaos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...