miércoles, 13 de febrero de 2013

Aunque tu compañera de piso te diga quesetestánquemando, ni caso!

Más de uno preguntásteis el otro día por las habas y su receta. Y no tiene ninguna complicación.

Sólo las limpio, como cualquier vaina de este tipo, quitándoles las puntas y los hilos de los lados, abriéndolas por la mitad y sacando el grano de dentro.

Sin título

A continuación, las corto en trozos de unos cuatro centímetros y las echo en una sartén, con un poquito de aceite y sal. Primero a fuego fuerte, un minutillo, y luego ya pongo el fuego medio-bajo.

Lo primero que echo son las vainas, les doy unas vueltas, y a continuación echo las habas (sin pelar).

Sin título

Cuando me parece que ya están hechas, apago el fuego y con el calor residual, me sobra. Echo un huevo (o dos, si somos dos) y lo revuelvo.
El truco de mi maestro Mr. Mus. es que las vainas queden bien tostadas por algunas partes. Hace lo mismo cuando se trata de cebolleta... Ése es su truco para hacer los mejores revueltos y os aseguro que están buenísimos.

Sin título

12 comentarios:

  1. En mi casas las habas nos las comemos crudas (lo que vienen siendo los "chochos") o como mucho para echarlas en el arroz.

    Te prometo que me ha sorprendido el que te comas también las vainas jejeje!! Probaré a hacerlas así, que me ha gustado la receta!

    ResponderEliminar
  2. Veo que no soy la única a la que le ha llamado la atención que eches también las vainas (aunque qué tontería si las judias nos las comemos tan ricamente). Yo las hago siempre con jamoncito así que tendré que probarlas en revuelto. Mmmmm, qué rico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si son sólo las habas, también con jamón. Pero es que las vainas están.... Mmmmm ñamñam.

      Eliminar
  3. La primera imagen es un fotón!
    Nunca como habas pero me encantan los revueltos; de espàrragos, ajetes, calabacín... así que probaré.
    Y como sé que te gustan estas cosas: en francés haba es fève, pero en el sur de Francia las llaman "févettes", que me gusta traducirlo como habichuelas.

    ResponderEliminar
  4. Los esparrágos verdes también hay que dejarlos al calor residual y sin hacer caso a la compañera de piso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo. Y también me encantan. :)

      Eliminar
  5. Tengo ganas de comerlas, pero la última vez no me salieron bien y me da miedito.

    Un beso

    Norma

    ResponderEliminar
  6. yo ni las saco de las vainas...y si les echas un poco de cebolla, huuuummmmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, eso si que no lo había visto!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...