domingo, 20 de enero de 2013

Souvenir

Title

Yo lo había conocido dos años antes pero recuerdo muy bien cuando lo re-conocí en aquella feria con unas patillas enormes pero horrendas. Él siempre alegó que estaba trabajando y era su personaje, pero sé que le gustaban. Creo que a mí también me gustaban, aunque ahora veo las fotos de aquello y nos veo requetefeos. 

Porque yo sí que estaba horrible. Acababa de llegar de Rusia y tenía toda mi ropa volcada en un montón en el suelo de mi dormitorio, una crisis existencial y ninguna gana de volver. Y sólo iba a la playa, así que llevaba la cara lavada, una falda de pícnic y una toalla en los hombros, que estuvo ahí toda la noche. Porque se nos hizo de día. No tenía bolsillos y guardaba el mechero en el bikini... por aquel entonces andaba fumando cigarritos finísimos de fresa, melocotón y manzana que había traído de mi viaje a las tierras soviéticas. 

Recuerdo que la primera vez que subí en su coche sonaron los Arctic Monkeys y fue como haber salido de África de un plumazo. Del África de El canto del loco y El barrio en el que llevaba encerrada dos años. Recuerdo aquel When the sun goes down y se me ponen los pelos de punta.

En aquel tiempo él tenía clarísimo que quería irse al África subsahariana, igual de claro que yo tenía que me iba ya y tendría que estar en Madrid por lo menos dos años más. Lo nuestro de verdad era imposible. 

Estuve unos diez días sin atreverme a decir palabra. Él decía cosas sobre distintas lenguas, descubrí su pasado traductor y quería transmitir que éramos tal para cual pero no podía. Era algo así como una entrevista de trabajo en la que sabes que no te estás luciendo.

Ahora estaba leyendo El callejón de los milagros, de Naguib Mahfuz, y me vienen a la cabeza todas las veces que me habló de este libro y todas las cosas que he conocido desde entonces. Cuántos países que no me interesaban están ahora en la parte alta de mi lista. La necesidad de saber francés, que antes no había tenido. Cuántas veces me ha examinado de geografía con mi suspenso rotundo. Cuántas veces habremos discutido por la gramática. 


32 comentarios:

  1. Me ha encantado Anita, es precioso!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo20/1/13

    Anita....cuánto ha llovido desde entonces. Yo recuerdo tu cara de felicidad cuando le mirabas y la sonrisa con hoyitos que le salía a él cuando veía tu cara. Besitos
    Mrs.NOJ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Missis, lo vuestro también era imposible... Jajaja.

      Eliminar
  3. Quien menos te lo esperas, puede hacer que cambien tus esquemas.
    Feliz domingo preciosa!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo20/1/13

    C'est une très belle histoire, elle vaut la peine d'être vécue.
    Para que practiques:
    http://stecolargol.over-blog.com/article-moustaches-au-crochet-4-5-tuto-diy-114538452.html
    Coquelicot

    ResponderEliminar
  5. Anónimo20/1/13

    Guau, qué bien escrito

    Ana

    ResponderEliminar
  6. puede haber impedimentos pero, cuando le encuentras, no hay nada que hacer

    ResponderEliminar
  7. Puede ser el principio de una novela, o de un relato corto. Très jolie.
    Si piensas ir a Senegal te puedo recomendar algo en Casamance, por cierto.

    ResponderEliminar
  8. Ohhh! Genial, genial, genial!

    ResponderEliminar
  9. El destino a veces nos depara putadas pero es bueno cuando se sabe hacer de ellas una ventaja.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  10. precioso Anita... me has dejado sin palabras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GeMa, "la prima"??? No puedo creerlo, jajajaja!! :)))

      Eliminar
    2. la misma... ;)

      Eliminar
  11. Anita...casi se me cae una lagrimilla

    ResponderEliminar
  12. Que bonito!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. El amor Anita. Es lo que tiene. Bsssss

    ResponderEliminar
  14. Anónimo20/1/13

    La distancia es muy dura, yo llevo tres años y medio así, de Valencia a Madrid y viceversa... y encima la crisis se empeña en que esto siga así por un tiempo indefinido de momento... pero aprendimos a llevarlo y no me replantearía la decisión por nada del mundo.
    Un besazo y que tengas un buena semana, Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, supongo que cada historia es diferente, pero para mí la distancia no es dura. Y siempre que alguien me dice eso de lo duras que son las relaciones a distancia tengo que ser la tocapelotas que da la nota discordante, no sé por qué pero es así. :)

      Un beso y buena semana para ti tambien!!

      Eliminar
  15. Y yo me acuerdo de algunas de estas cositas. Cuando me querías ... jajaa!

    ResponderEliminar
  16. Es bonito encontrar a alguien con el que puedes llegar a ser más de lo que creías sin dejar de ser tú mísma/o.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por todos los comentarios, me alegro de que os haya gustado. :))))

    ResponderEliminar
  18. Me encanta la historia y como la cuentas .
    Sin sensiblería pero con una cantidad de amor entre líneas .......
    Y reconociendo lo de las patillas
    Que es para nota ..
    Y eso que todavía no olía a melón ..

    ResponderEliminar
  19. Recuerdo aquella época, el viaje a Rusia, tus últimos días en su casa y el viaje a Madrd y que llevó mucho tiempo contigo, mucho antes de ser blog era los blogs me han salvado la vida muchas veces.

    Un beso

    Norma

    http://midiarioentintaverde.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  20. Ursulinska21/1/13

    Aiiins que bonito!! y la foto es también super bonita...creo que muy adecuada...estoy de acuerdo que parece el ppcio de un relato ;)

    ResponderEliminar
  21. Que personal y bonito...

    ResponderEliminar
  22. VAya! El Bigotes tiene que estar contento con esta entrada, eh? QUé bonita, joer...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...