miércoles, 26 de diciembre de 2012

Candy crush y rebajas online, no nos engañemos

Hoy no he blogueado antes porque soy vaga. No tengo ningún otro motivo porque, aunque trabajo, estoy sola en la city y no tengo francés... El relax me embarga.

La cosa es que estoy absolutamente perezosa. Cuando he salido de trabajar, he llegado a casa a las cuatro y aún era de día, y me he sorprendido de tal percepción: últimamente sólo veo esta casa de noche pues a las ocho no ha salido el sol y a las siete ya se ha puesto, y esos son mis horarios en los últimos tiempos. 

He pensado en hacerme una foto del modelito, he verificado que iba vestida decente (no siempre pasa),  y entonces he determinado que acicalar mi cara y mi casa era demasiado trabajo para hoy, igual que ir al gimnasio, porque después de dos semanas sin ir y cuatro días comiendo a tiempo completo no ayudan con la vigorexia, la verdad.

Por eso, tras una tarde jugando al Candy crush, leyendo La cena y sin otra actividad de provecho que recoger el tendedero (nada de plancha, you know), no tengo otra foto que enseñaros y recurro a ésta de mis años más tiernos, que es una de esas fotos que tiene mi madre en el salón y que publiqué ayer en instagram. ¿A que estoy mona con la cara más redonda? :)

Anafilipipower de niña


9 comentarios:

  1. Estas infinitamente más guapa ahora
    ¡La cena!
    Me he comprado el siguiente que ha escrito ese escritor
    Te lo paso

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Apuesto a que volverías a ponerte ese jersecito a día de hoy. ¡Mola la foto!

    ResponderEliminar
  4. No me hables del gimnasio, tres meses sin ir por diferentes motivos. Mis piernas lo piden a gritos, pero me falla la voluntad.
    Tú estás guapa siempre!

    ResponderEliminar
  5. Tienes la misma carita guapa!. Yo también ando en estado gimnasio off hace dos semanas...oix...tendremos que hacer un pensamiento. Beso grande.

    ResponderEliminar
  6. Yo desde que volví a casa no he hecho NADA de provecho: dejar que me ceben, pasar tiempo con mi novio y cebarme por mi cuenta con cosas que no hay en Escocia (como Cheetos, ¿cómo pueden no vender Cheetos allí?).

    ResponderEliminar
  7. Cuanto menos se hace menos se quiere... Ya volverán tus días de locura y echarás de menos estos jiji que nos conocemos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...