viernes, 15 de septiembre de 2017

Está de moda: Minimalismo

Está de moda. A pesar (o por causa) de que vivimos en un mundo que nos arrastra a ser cada vez más consumistas, el minimalismo está de moda. No paro de ver blogs, cuentas de instagram y videos de youtube en esa línea y ¿qué decir? Pues que me tienen conquistada.

El minimalismo es una actitud o una forma de vida que se basa en vivir con menos cosas, en dejar de acumular, en ser más restrictivo a la hora de comprar y en reducir nuestras posesiones drásticamente. Sería algo así como dejar de tener la casa abarrotada de cosas que no utilizamos (no voy a decir que no necesitamos porque necesitar... necesitar, necesitamos poco) y en general simplificar un poco nuestra vida.

No voy a decir ahora que soy minimalista. Sería demasiado ambicioso o muy poco coherente decir que quiero vivir con lo mínimo, porque sabéis cuánto me gusta comprar y la cantidad de material acumulado que tengo. Soy justamente lo contrario a un minimalista. Pero sí que es verdad que últimamente me he sentido muy inspirada por esta corriente y creo que, como primer paso para organizarme bien (que eso sí que soy yo), necesito hacer limpieza, deshacerme de muchas cosas y tener la casa despejada. Algo así como hacer mudanza pero sin cambiar de casa :-)

Mi motivación es bastante egoista, pues lo que más me seduce de esta idea es que me aporta paz. Que la casa con pocas cosas está oxigenada, que el armario no atestado es más fácil de combinar, que con menos cosas una se puede organizar mejor. Pero existen otras buenas razones que incluyen el planeta, el ahorro, etc.

Para alcanzar este objetivo, pretendo hacer eso que las americanas llaman decluttering y que no es más que hacer limpieza y deshacerse de todo lo que tenemos y no nos aporta más que caos y estrés. Ya he empezado, pero esto se aplica a todo (ropa, decoración, papelería, maquillaje, libros...) y por eso me va a llevar un tiempo. He pensado que una buena primera fecha para evaluar mis progresos sería fin de año.

Todo lo que sea consumible, ya sean velas, cuadernos o tabletas de chocolate, voy a ir dándoles mucha vida. Y todo lo demás, lo tiraré, regalaré o venderé en ese mercadillo que me he montado con Jimena para el día 29.

Por supuesto, esa drástica reducción pasa por comprar menos, pero menos de todo: menos ropa, menos champús y menos comida pichiguay en un herbolario. Como es algo que nadie me impone sino que me apetece, no lo veo como un esfuerzo porque yo pongo los límites. 

Por último, os cuento que hay dos canales de youtube de dos chicas que que se definen como minimalistas y me resultan muy inspiradores, aquí os los dejo por si queréis echar un vistazo...

jenny mustard
Jenny Mustard es sueca pero ahora vive en Berlín con su novio también sueco. Si os gusta el diseño nórdico, la organización y el minimalismo os va a encantar.


pick up limes
Pick up limes es una dietista canadiense a la que conocí hace tiempo y me gustó sobre todo por sus ideas de recetas y tuppers healthy-veganos, pero tiene también videos sobre organización personal y minimalismo que me resultan súper inspiradores.

¿Qué opináis? ¿Veis la moda del minimalismo en todas partes como yo? ¿Conocíais a estas chicas? ¿Y vosotras sois mini o maximalistas? :P

jueves, 14 de septiembre de 2017

Íntimo y personal

¡Buenos días!

Son las 7:37 de la mañana cuando escribo esto y la verdad es que estos veinte minutos creo que van a ser todos los que pueda invertir esta semana en esta nuestra comunidad. No tengo muy claro cuál es el motivo de no encontrar tiempo para el blog, pero no dejo de pensar en ello porque no quiero dejarlo, pero se me hace un poco cuesta arriba ponerme a escribir. 

Luego me encanta el resultado, me encanta poder echar la vista atrás, leer posts y ver fotos de mis cosas antiguas, automotivarme con mis propios motivos, no sé, pero en el día a día, si quiero aprovechar el tiempo en el trabajo, hacer deporte, cumplir con algunas necesidades básicas y descansar un poquito, no me da tiempo de sentarme frente al ordenador. Supongo que es como todo, un hábito que he perdido y que me cuesta retomar... ¡me pasa como a los que decís que queréis empezar a hacer deporte pero no tenéis tiempo! No lo hago pero lo tengo ahí en la lista de pendientes siempre dando por saco.

No es por falta de ideas. De hecho tengo una lista interminable de lo próximo que quiero publicar... 


-Un resumen de Vietnam, que me habéis pedido y ¡es verdad, tengo que hacerlo! ¡¡¡No puedo olvidar cuánto me gusta luego volver a ver mis publicaciones sobre China o África!!!!
- La review de Crudito, aquel restaurante taaaaan guay en el que estuvimos hace un par de semanas.
- Una reflexión sobre la dieta y la creatividad en la cocina.
- El post enseñando dos nuevos outfits que me tienen loca
- Esa recopilación que hago siempre sobre mis agendas para el año nuevo que sé que os gusta.
- Un artículo sobre algo que me inspira muchísimo en mi forma de vida últimamente.
- El anuncio del mercadillo que voy a hacer para vender todas (casi) mis cosas.
... y muchas cosas más.

Pero no sé por dónde empezar ni cómo organizarme.  ¿Os imagináis, veintiocho agendas y problemas para organizarme? Jajaja. No, en serio, he intentado coger un calendario y ver dónde puedo meter esa actividad de sentarme frente al ordenador y soltar mi speech, pero no acabo de encontrar el sitio sin renunciar a cosas que no son negociables...

 ¿Qué me pasa, doctor? ¿Por dónde empiezo, cómo me lo monto? ¿Debería ponerme un horario, un planning de blogs, quitar tiempo de relax de mis findes... o dejarlo y punto, hasta que me salga como siempre, que al fin y al cabo esto solo es un hobby? No veo clara ninguna opción. Necesito una idea que me haga ver la luz, algo que me inspire a hacerlo de determinada forma, no sé ni por qué os cuento esto... 

blog joke


viernes, 8 de septiembre de 2017

Chica fit: El Neat es la clave

Hace un año creo que no había oído hablar de ello nunca, a pesar de que es una idea que ya tenía clarísima aun sin ponerle nombre. Ahora mismo, en cambio, no hago más que leerlo por todas partes y eso no hace sino reforzar la importancia que siempre he pensado que tiene. 

NEAT es el acrónimo de Non-Exercise Activity Thermogenesis y es algo así como la energía que consumimos en nuestra vida diaria. No son las calorías que gastamos haciendo ejercicio. Tampoco las que nuestro cuerpo consume por el hecho de vivir, más o menos según nuestro peso, altura y otros factores (eso es el metabolismo basal). El Neat no es eso, el Neat es lo que gastamos en todo lo demás. 

Neat es subir andando las escaleras del metro, levantarse veinte veces en lugar de una a la fotocopiadora, ver una serie de pie mientras doblas la ropa o bajar a la frutería porque has ido antes pero te habías olvidado el calabacín. Neat son esos pasos diarios que de forma orientativa nos cuenta la pulsera de actividad y que no suben tanto por el hecho de salir a andar sino por tener una vida activa. 

Es ciencia que para tener un peso saludable, estar sano y encontrarse activo es necesario conjugar tres factores: la dieta sana, el ejercicio físico y el Neat, y -a pesar de ser probablemente lo más fácil de implementar y lo que más cuenta- mucha gente se olvida de este último. 

A mí muchas veces me dicen que tengo un metabolismo rápido, que estoy delgada porque hago mucho deporte, y muchas mentiras más. Casi nadie se plantea que pese a trabajar sentada y tener una vida igual de sedentaria que la mayoría, me muevo mucho. Me muevo mucho dentro de casa, me muevo mucho en el trabajo, me levanto a la impresora veinte veces en lugar de esperar a tener veinte cosas y entonces ir a por ello. No es raro verme escribir en el ordenador de pie, subo andando, me paseo hasta la otra punta de la oficina siempre que me acuerdo y es muy raro que yo esté una hora sin mover el pandero del sofá. Eso es mi metabolismo rápido y mi mucho deporte (os recuerdo que la mayoría de los días hago 15 minutos de ejercicio).

Si queréis perder algún kilo, si os apetece encontraros mejor, si os seduce la idea de poder comer un poco más o si simplemente queréis un reto, os animo a que interioricéis la idea del Neat y os propongáis que vuestra pulsera de actividad eche humo. No consiste en salir a andar, que es mucho menos agradecido, sino en no dejar de moverse en todo el día.

Unas ideas prácticas pueden ser...

- No cojas el ascensor.
- Sube siempre andando las escaleras del metro
- Si vas en coche, aparca un poco más lejos
- Si vas en transporte público, bájate una parada antes y camina hasta casa
- Haz el trayecto andando siempre que puedas
- Ofrécete en la oficina a ir a por botellas de agua, cafés o acercarte al armario de los post-its
- Levántate a la impresora a por cada papel
- Aprovecha para planchar cuando ves una serie
- Cocina mientras ves videos de youtube

Hay millones de opciones, la clave es moverse todo el día lo más posible y evitar sentarse en el sofá en cuanto entras por la puerta de casa. Os prometo que uno se acostumbra rápido.

Termino de escribir el post y me doy cuenta de que no tengo foto para ilustrarlo, así que aprovechando que llevo mi modelito homenaje a los carbohidratos XD, me acabo de levantar y hacer esta foto en la que no sé si me gusto mucho pero bueno, me sirve para enseñar el mono de Romwe que es muy guay. La camiseta es de h&m pero es antigua y las sandalias las compré en las rebajas en Zara porque todo lo que tiene pedruscos me conquista, jojojo.

Sin título

¿Qué os parece, conocíais el concepto Neat? ¿Os animáis a probar? Venga, contadme vuestros objetivos y progresos y ¡¡así nos vamos motivando mutuamente!! :)

viernes, 1 de septiembre de 2017

Uno de septiembre de dos mil diecisiete

Hay dos tipos de personas cuando llega septiembre: las que odian que termine el verano y las que están entusiasmadas con la vuelta al cole. Yo soy de las segundas, lo he sido toda la vida y lo sigo siendo, porque nada me gusta más que septiembre, las agendas vacías, cantidad de planes por delante y todo ello con la energía y el no-estrés que arrastras del verano. Lo más de lo más.
De momento, ya llevo dos días plenamente metida en mi rutina, trabajando, haciendo deporte a primera hora (ayer me reencontré con el Retiro y hoy con Zuzka) y pensando en lo que voy a hacer en los días, semanas y meses que se avecinan.

De momento, este fin de semana es el aniversario del señor Bigotes et moi y vamos a regalarnos tres cosas que nos van a encantar. ¿Queréis saberlas?

1. Ir a correr y después desayunar en un sitio que nos guste. ¿Os acordáis de cuándo vivíamos en Conde Duque y desayunábamos en "la china" después de ir al Parque del Oeste? Pues ahora lo hacemos menos, pero es algo que a mí personalmente me encanta, así que creo que un Rawcoco o un Wagamama puede estar muy bien.

Raw-Coco-Madrid-2

2. Teatro. Nada más aterrizar, una compañera de trabajo me recomendó una comedia con la que se rió mucho, así que compré las entradas. Es Dos más dos y la ponen en el teatro La Latina, ¡a ver qué tal!

dosdos_equipojpg-900x501

3. Cena en Crudito, un sitio súper especial que han abierto también en La Latina a cargo del ex-masterchef  Emil Samper. Si tenéis curiosidad, tenéis de que va en su web, pero básicamente combinan productos de calidad con superalimentos y probióticos, y todo "crudito", es decir, ni cocinado ni crudo, con el ritual de ejecución de la cocina japonesa. Iremos a la sala White Dragon, a disfrutar del menú cocinado y explicado en directo por el chef. Me apetece muchísimo...

sala-white-dragon-con

Este es el fin de semana que tengo por delante y con el que celebraremos el amouuur y el comienzo del nuevo curso. ¿Cómo estáis vosotros? Vengaaaa, dejadme un comentario, que en el último post nadie me dijo ni hola y eso me deja mustia... ;)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...