viernes, 24 de octubre de 2014

Hema, una tienda requeteguay

Hace sólo unos meses que está en Madrid y en España y creo que todavía hay mucha gente que no la conoce, por eso mola tanto y por eso hablo de ella. Es Hema, una tienda holandesa que existe hace muchos años en Holanda, en Bélgica y en otros países... de hecho en el extranjero hay un montón y muy grandes, y aquí no la conocíamos salvo por haber topado con ella estando de viaje...

hema espana

Hema es una tienda de chorradas, una tienda de esas en las que compras cosas que no necesitas pero te hacen taaaaan feliz... :) Es una tienda que recuerda a lo mejor de Ikea, Primark, Tiger, Muji y tiene muchas cosas con un diseño genial a precios de todo a cien.

Mi sección favorita es la de papelería, donde se pueden encontrar agendas y planners de todos los formatos y colores (como aquellas que os enseñé aquí pero mucho más baratas, tienen bolsillos, separadores, pegatinas y una estética genial)...

Hema
Hema

También hay millones de washi tapes (mucho mejores que los de Tiger, por cierto, que suelen ser malísimos) y post its o sticky notes que ya os he contado más veces que son mi debilidad.

Hay clips, marcapáginas, cuadernos, libretas, bolis,... y una buena selección de sellos y tintas mucho más baratos que en tiendas especializadas. Me encanta el diseño de casi todo y otras cosas que no son tan bonitas pueden seguir siendo súper originales, como este "celo" con imán por una de las dos caras y adhesivo por la otra., ¡no me digáis que no es una idea genial!

Hema

Pero no sólo de papelería vive el hombre. En Hema hay una sección muy aparente de cocina y cosas de casa, donde se pueden encontrar desde tablas de cortar con forma de etiqueta hasta rodillos, cucharas de madera, cuencos de cerámica... ¡hay hasta fondant de un montón de colores y decoraciones comestibles para cupcakes!

Hema 

También hay una amplia sección de aseo personal y hasta cosméticos (aunque nunca los he probado y no sé qué tal son) y en la tienda de Madrid hasta cuatro pequeños electrodomésticos, jajaja.

Hema
Hema

Me encantan las tiendas extranjeras que tienen cosas de comer. Hay snacks, dulces, chocolates, galletas, gominolas... todo menos lechuga, vamos! Jaja. Bueno, también hay otras cosas como cápsulas para nespresso, mostazas, aceites...

Hema
Hema

Para las que tenéis niños cerca, hay un montón de cosas par ellos, incluso algo de ropa, pero yo me quedo con los muchos juguetes de madera y con los paquetes de sellos de estampar por 2,50 euros que me parecen lo más de lo más...

Hema

Hema


Me gusta todas las cosas que hay para organizar fiestas y candybars: platos, vasos, cubiertos, banderines,... y hasta champán para niños, que no es más que zumo de fresa o manzana con gas en una botella igualita que las de los mayores.

En fin. Que si estáis en Madrid y no la conocéis, estáis tardando (está en la Calle Fuencarral, 140, entre Bilbao y Quevedo), y si estáis en el extranjero y vais todos los días... ¿qué hacéis que no me estáis contando la última cosa genial que comprásteis en ella? :D



jueves, 23 de octubre de 2014

Cualquier excusa es buena para estrenar zapatos

Poco después de aquella chapa que os metí sobre las bodas, me invitaron a dos. No una, dos, y dos bodas a las que sí voy a ir. Aunque para una queda todavía tiempo, la otra es el quince de noviembre y, hasta hace dos días, pensaba que me pillaba el toro con el atuendo.

No sé por dónde empieza la gente a decidir cuál va a ser su outfit para una boda, pero yo tengo claras dos premisas: lo primero es escuchar al Bigotes, que es mi personal shopper y asesor de imagen particular; y dos, ir a ver a la siempre genial Jimena Rilova, que una no tiene amigas artistas para ná. ;)

El primero me dio el consejo fundamental para la ocasión, "Hay que ir lo menos cateto posible", y la otra me probó veinticinco casquetes distintos y me ayudó a decidir qué tocado me va a hacer.

Al final, voy a llevar ropa de mi armario, cosas que me habéis visto mil veces y que me he puesto otras tantas para ir a trabajar, y voy a ir súper sencilla. Eso sí, llevaré en la cabeza una creación de Jimena para el evento y en los pies estas sandalias de Chie Mihara que me acabo de regalar...

chie mihara avilo


En unas semanas veréis el resultado,  ¡claro! :)))

miércoles, 22 de octubre de 2014

From Ana to Ana

Alguna vez he nombrado en este blog a Ana, la hija de mi compañera E., una Ana de nueve años que su madre dice que le recuerda mucho a mí. Es una fanática de las libretas y las tintas y los bolis y los washitapes y cuando van a una tienda con sus primos y éstos piden un coche, a ella le ofrecen que se coja algo y elige una libreta. 

-¿Pero ooootra libreta, Anusca? 

El otro día sus padres la dejaron con la abuela en la sección de papelería de El Corte Inglés, mientras los mayores iban a mirar no sé qué cosa en no sé qué departamento. Pues bien, media hora después, cuando los cuatro se reencontraron en el sitio estipulado, Ana iba más contenta que unas castañuelas porque su abuela le había comprado la agenda de Mister Wonderful. 

- ¡Pero mira, mami, si tiene pegatinas y un bolsillo aquí para meter mis cosas!

Para colmo, la niña es muy fan del inglés y quiere vivir en Londres o París o Canadá, aunque sus padres se queden aquí, que ella tiene nueve años pero es independiente...

-¡Pues ya vendréis a verme en vacaciones, mami, si hay hoteles!

El año pasado empezó a estudiar alemán y estaba emocionadísima con la lengua, a pesar de que los del colegio le ponían la reunión de no sé qué a la misma hora y eso no le venía bien...

- Jo, mami, otra vez han puesto la reunión de ... en la hora de alemán y ¡yo no paso del Guten Morgen!

Por todas estas cosas, su madre dice que nos parecemos y a mí me cae maravillosamente bien, a pesar de que nunca la he conocido en persona (Madrid es una ciudad muy grande y tiene estas cosas). Y por todo eso, si encontramos un librito en inglés por una libra en una Charity se lo traemos o si hago limpieza de washi tapes y bobadas de papelería que yo ya no quiero se las doy a Elena para su niña. Así que ella tampoco me conoce pero también le caigo bien, jeje.

Pero ayer fue Ana la que me sorprendió a mí y me mandó, su mami mediante, este regalo...

Untitled

El sobre era de un juego de sobres y cartas que le regalé. Lo tenía en Zaragoza sin usar desde hace años y se lo traje la última vez que estuve...


Estaba cerrado con esa pegatina de lacito. Lo abrí y me tronché con esa cara con ojos jajaja... y con la tarjeta plastificada que decía esto por delante...


y esto por detrás...


Pero también había una carta.

- Me ha dicho que te diga que había cosas que no sabía cómo poner y las ha buscado en internet...


:)))))))))) ¿Pero habéis visto queeeeeeeé guay? ¡Pero si tiene hasta un celo de Hello Kitty y un sello de estampar!  Jajajjajajajjaj. Me encantó.


martes, 21 de octubre de 2014

Madreat, Madreat, Madreat...

¡Buenos días por la mañana! ¿Os habéis dado cuenta de que esta semana la empiezo en martes? Pues oye, es que estoy convencida de eso de 'Vencido el lunes, vencida la semana' y después de arrastrarme ayer todo el día, hoy ya lo veo con otros ojos.... :-P

El fin de semana descansé, sí, pero también aproveché para hacer las cosas de casa, ir de compras (necesarias y no tanto, ejem) y de paso el sábado estuve en Madreat y hoy vengo a contároslo.

Madreat es la primera feria de comida callejera que se celebra en Madrid, así que en esta casa -que somos tan fans de alimentarnos por la calle allá donde vamos (ñam!)-, teníamos que ir sí o sí.

El concepto es muy normal en el extranjero pero muy novedoso aquí y simplemente consiste en un montón de puestos de comida y caravanas guays (foodtrucks) donde poder probar comida hecha por artistas de la cocina.


Hay bares y restaurantes (y hasta mi adorada panadería Panic y su Cofradía del santo bocata) que participan poniendo su chiringuito, y se pueden encontrar hasta cocineros con estrella michelín, como Iván Dominguez, que por cierto aportó al asunto unas empanadas que mmmm... ¡doy fe de que estaban riquísimas! :-)

Untitled

Estuvo todo el fin de semana pero fuimos el sábado por la noche y, al menos a esa hora, había bastantes colas. Pero eso es parte del encanto, comentar con el de al lado lo buena que está la piadina con porchetta de Mercato ballarò e ir corriendo a probarla.


Nos pusimos morados. Desde hamburguesas con queso stilton (mmm... ¡lo adoro!) en El Kiosko hasta las streetmadas de Formentor, pasando por los old fashion sandwiches de Mo'smoke y el Porkbun de Puntapie... ¡había un montón de cosas apetecibles!


Aunque llegamos a las diez y el asunto duraba hasta las doce, algunas cosas ya se estaban agotando, así que la próxima vez elegiré ir de día... ¿porque os he dicho que hay próxima vez, ¿no?

Será el tercer fin de semana de cada mes en el mismo sitio. En Ciudad Universitaria, en el Jardín Botánico de La Complutense.  No reserves, sólo ve.  ;-)

Untitled



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...