lunes, 24 de noviembre de 2014

Shocking pink

Sabéis que no soy mucho de pintarme los ojos pero que me encanta llevar los labios pintados día sí día también. Y no me veo con marrones ni tampoco con nudes ni lilas ni rosas ni colores claros, lo mío es el rosa furcia y el rojo putón.

Sin título

Tengo varios rojos y rosas que me gustan y en los últimos tiempos he dejado aquellos de los que era tan fan por otros que me gustan más, sobre todo porque son mates. Entre ellos, tengo uno favoritísimo estos días...

Nyx matte shocking pink

Es el rosa que me puse para la boda y el que también me pongo muchos otros días y mucha gente me pregunta por él. El viernes, sin ir más lejos, vino al juzgado una oficial de un procurador y mientras le estaba haciendo una gestión, me suelta un "Oye, ¿te puedo hacer una pregunta? ¿Qué labial llevas?"... Y esas cosas gustan, claro. :)

Sin título

Le conté lo mismo que a vosotras ahora. Que es de NYX, de la colección matte, en concreto el color Shocking pink. 

Sin título

Dicen que es un clon del Candy Yum Yum de Mac, pero yo os cuento que tengo los dos y mi preferido es éste, porque es ligeramente más oscuro, un rosa más fucsia, y los dos son mate y bastante fijos. Además, éste cuesta cinco o seis euros frente a los diecinueve del de Mac. Sí, puedo decir que hoy por hoy es mi rosa preferido...

¿Vosotras os pintáis los labios de colores fuertes? Si es así, creadme necesidades, venga, que no se diga que siempre es al verrés. ;)

viernes, 21 de noviembre de 2014

Tarifa plana del teatro Lara

Siguiendo en esta línea mía de ahorrar cuanto más mejor (ejem), os cuento hoy la última inversión que he hecho en vida cultural que me tiene completamente encantada. Se trata de la tarifa plana del teatro Lara.

La conocí en primavera gracias a Atrápalo, pero no la compré. Se trataba de una tarifa plana que costaba 36 euros y con ella podías ir al teatro Lara cuantas veces quieras durante cuatro meses... Me pareció guay, es un teatro que está en Malasaña y me pilla muy cerca de casa y pensé que nos iría bien obligarnos a ir al teatro de esa manera...

Pues bien. Se me pasó el plazo y no lo compré.

Unos meses después, Ursulinska empezó a publicar en Instagram todas las veces que estaba yendo al Lara y lo vi claro: ellos sí la habían comprado. Y entonces me pasó aquello que nos ocurre siempre, eso que sientes cuando estás en una tienda, miras un jersey del que sólo queda uno, lo sueltas, lo coge otra y lo paga... y entonces comprendes que ése era el jersey de tu vida y deberías habértelo comprado tú.

Le dije a Úrsula que me avisase en cuanto saliese la siguiente temporada de la tarifa plana, la que va de septiembre a diciembre, y como buena amiga que es, Doña Lady Mojitos me avisó en cuanto se enteró. Recuerdo que recibí su email y compré dos tarifas planas inmediatamente... desde Marruecos, usando el wifi de una terraza de un bar de Meknés, jajaja. 

Desde entonces hemos ido varias veces, a pesar de que no han sido todas las que querría porque llevo dos meses súuuuper movidos y espero ir bastante más hasta que acabe el año. Y esta noche toca el musical estrella de la temporada, La Llamada. Espero que esté tan bien como dicen... :)

la-llamada-15840

¿Conocíais estos formatos de tarifa plana teatral? 

jueves, 20 de noviembre de 2014

Ganar dinero haciendo encuestas online

Uno de  mis últimos descubrimientos para hacerme inmensamente rica (ironía) son las encuestas online. No sabía yo que existía esto hasta hace un tiempo, que lo leí en un blog. Resulta que te apuntas, te envían links a determinadas encuestas y vas sumando puntos que luego canjeas por regalos. 

Cuando lo descubrí, como yo soy de taza y media, me apunté a tres páginas de encuestas. Eran Ipsos, Toluna y otra de cuyo nombre ni siquiera me acuerdo, porque la verdad, en poco tiempo me di cuenta de que, al menos a mí, sólo me funcionaba la primera. (Las otras me mareaban mucho para no darme ná!)

Durante estos meses (tres o cuatro desde que me apunté), he ido haciendo las encuestas que me llegaban. A veces me enviaban tres en una semana y otras veces una en todo el mes, no sé de qué depende, la verdad. Y aunque al principio pensé que nunca llegaría a los mil puntos que hacen falta para conseguir premio, fui acumulando y esta semana he canjeado por primera vez 2222 puntos por un vale de 20 euros para gastar en amazon, ¿a que mola? Yo me he quedado la mar de contenta. :D

Se lo conté a una amiga hace un mes o así (cuando vi que esto funcionaba jajaja) pero el plazo de inscripción estaba cerrado y ella no pudo apuntarse. Pero hoy he recibido un mail donde me dicen que puedo mandar una invitación a mis amigos para que se unan y también me da puntos, así que si a alguien le interesa... que me lo diga y le mando la invitación, jojojo.

EDITO: Sólo se pueden enviar cinco invitaciones por día y sólo se permite invitar a amigos/gente que conoces, así que no puedo enviar invitación a anónimos que dejéis el email... Lo siento, son normas de la página, mejor enviadme un mail donde ponga al menos vuestro nombre! ;)

Por cierto, que yo ya tengo decidido en qué voy a invertir esos veinte eureles, ¿lo adivináis? :)))))

Y... ¿vosotras conocíais esto? ¿Hacéis encuestas en algún otro sitio? ¿Tenéis más recursos para ganar dinero online? Contadme vuestras cosas que me lo paso pipa...


filofax saffiano

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Anita y Mr. Mus van de boda

Siempre digo que no me gustan las bodas pero siempre que voy a una me lo acabo pasando pipa y es que ya que una se pone... jajaja. El sábado no fue una excepción.

La boda era en el centro de Zaragoza y muy temprano. Después de acostarme el viernes completamente afónica y pasar una noche de perros de no parar de toser, nos levantamos, desayunamos y yo me di en la cara todo tipo de maquillajes, correctores y ampollas flash de esas que borran cualquier signo de fatiga... oye, fue mano de santo y salí de casa hasta con buena cara.

Untitled

El tocado de mi querida Jimena Rilova era sensacional y llegamos a la iglesia súper elegantes, aunque no tengo otra foto de nosotros que ésta, en la que el Bigotes no sale todo lo guapo que estaba, básicamente porque cuando le hacen una foto tiene que gesticular y hacer el payaso, aunque según mi madre  es "porque estás muy delgado hijo mío no pierdas más", gggg.

Untitled

Debajo llevaba una falda negra y una blusa de encaje a la que le puse unos botones de brillantitos que compré en Pontejos, pero no tengo fotos decentes porque no estaba el día para despelotarse y luego ya no había luz ni ganas de posar, ggg.

Los zapatos de Chie Mihara ya os los enseñé y confirmo ahora que fueron súuuuuper comodísimos.

Untitled

Llegó el novio, la novia y la misa, que fue de las que no estuvo mal, con un cura amigo de la familia que fue muy cercano en su discurso y que, como ya os conté, hablaba de ese cariñico que se tienen los novios que hizo troncharse de risa al Bigotes... XD

Untitled

Por cierto, que no os había enseñado el bolso, un Lanvin vintage que me habían prestado...

Untitled

El convite fue en una finca de esos que ponen los restaurantes para estas celebraciones y resultó genial pese a ser noviembre porque hizo un día estupendísimo...

Untitled

Disfruté, como buena zaragozana exiliada, de todas esas variedades de cervezas Ambar, jajaja

Untitled

y, por supuesto, me puse morada con el jamoncito que estaban cortando allí mismo y los canapés que preparaba el Chicote de turno...

Untitled

Mi favorito fue éste de langostino con guacamole y espuma de patata, mmmm...

Untitled

Mientras nos hacíamos fotos con los novios y comíamos y bebíamos "como en una boda", se hizo la hora de pasar al salón a comer...

Untitled

Aunque no conocíamos a nadie, no solemos tener problemas para socializar, así que en la mesa lo pasamos de escándalo y entre jijí jajá llegamos a esta pasada de postre, mmmm, ¡estaba riquísimo!

Untitled

Llegaron las copas

Untitled

los regalos 

Untitled

y el momento en el que alguien me dijo sobre el Bigotes "éste no tiene fin, así que o le echas un somnífero en la coca-cola o tú hoy no te vas..."

Untitled

Efectivamente, lo dimos todo. Superé mi afonía, no sé si fue gracias a las pastillas para la voz que me compré en la farmacia al lado de la iglesia o por los tropecientos destornilladores (vodka con zumo de naranja) que me bebí, que me teletransportaron al dos mil siete cuando nos aficionamos a esta bebida tan retro jojojo.

Untitled

En fin. ¿Os he dicho ya que no me gustan las bodas? :PPP
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...