jueves, 24 de julio de 2014

Nuevo color de uñas

Al empezar el año, me hice este propósito relativamente fácil pero que no había tenido nunca: llevar las uñas siempre perfectas.

Empecé poniéndome uñas de gel y en ello he seguido, porque la verdad es que me convencen un montón. Puedo escalar el Everest con ellas y seguir llevándolas impecables y además, de las chicas de Nail's 4 us que he probado, he encontrado a LA chica, la que me las hace finísimas y perfectas (hay muuucha diferencia entre que te las haga una u otra persona).

Aunque después de siete meses tengo ya mi rojo favorito y es el que más me pongo, a veces a una le apetece probar otros colores, como ayer, que tuve que esperar cinco minutos y me estuve planteando qué otro color elegir para las próximas semanas...

Uñas gel nails 4 us

Al final, aunque me apetezcan azules o verdes

Uñas gel nails 4 us

me cuesta mucho moverme de los rojos-rosas-naranjas

Uñas gel nails 4 us

y no sé cómo me acabé llevando puesto un coral muy veraniego pero bastante flúor que habría dicho que no me pega nada jajaja. Pero el caso es que estando tan bien hechas, me gusta cualquier color y todos quedan perfectos.

Uñas gel nails 4 us

Además, ayer por la noche salí a correr y me di cuenta de que con la ropa de deporte, que es la mayoría fosforita, me quedan ultra combinadas jajaja.

Uñas gel nails 4 us

Y vosotras... Manicura perfecta, ¿yei or nai? Uñas de gel, ¿yei or nai? Colorines, ¿yei or nai? :)

miércoles, 23 de julio de 2014

Los súper de Madeira

Volvimos de Madeira hace tres días y esto lo escribí en el avión para publicarlo el lunes, pero no sé cómo me lo monto que siempre encuentro otra cosa que hacer (maldito instagram, malditas redes sociales, gñgñgñg :P). El caso es que estas cosas me gusta dejarlas publicadas para no olvidarlo y para volver a ello cuando seguro salga al tema, y con estas cosas me refiero a... ¡¡las visitas turísticas al supermercado!!

Siempre que vamos a otro país, tenemos una visita que hacemos sí o sí: al supermercado. Cada uno disfruta con lo que quiere y nosotros podemos perdernos tropecientas cosas de "visita obligada" para cualquiera que visite ese lugar, pero nunca nunca nunca nos iremos de un sitio sin entrar en varios supermercados.

En Chile vendían la harina en los supermercados en sacos de cuarenta kilos, en Francia tienen maquinitas para rebanar el pan y en Inglaterra tienen unos packagings de diseño genial para sus marcas blancas. ¿Y qué hemos visto en Madeira?

Que los refrescos de maracuyá están a la orden del día

Sin título

que existen quesos diminutos pero que igualmente llevan molinos en la etiqueta :P

Sin título

y que los maños llegamos a donde queremos (¡¿¿QuÉEEE, que no sabíais que los lacasitos son de Zaragoza??!)

Sin título

Que el bacalao, como casi no huele, está ahí, en medio y sin envasar, ambientando, para que elijas la pieza que más te guste

Sin título

y que hay unas judías rojas que no habíamos visto jamás

Sin título

Que se consumen un montón los altramuces y los venden en bolsas de dos kilos y medio

Sin título

y que hay más verduras que las que podemos comprar en Madrid, como ésta, la pipinela, pepinela o pimpinela, que al parecer se llama de una manera u otra según quién lo escriba, y que las canarias lo conocen como chayota!

Sin título

Con visitas turísticas como ésta, podéis imaginar que lo que he traído de souvenir sean cacahuetes crudos pelados (tan difíciles de encontrar aquí), plátano pasa (a ver si le hago foto y lo enseño) y pipinelas y maracuyás. Como lo de las frutas y verduras merece un relato aparte, a ver si consigo que sea mañana... ;)

domingo, 20 de julio de 2014

Aunque es una pena no saber portugués

Además de muchas otras razones que os podéis imaginar, siempre me gusta viajar al extranjero por un motivo claro: el idioma. Me gusta hablar inglés, comprobar si me defiendo con el francés o ver cuánto soy capaz de manejarme en alemán. Me gusta leer palabras y letreros en ruso y me gusta que el Bigotes me explique la etimología de nosequé palabra española en un país árabe.

Sin embargo, de portugués no tenemos ni idea ninguno de los dos y, aunque es evidentemente fácil entendernos hablando nosotros en español y ellos en portugués (es aún más fácil con lo amabilísimos que son en Madeira), no hemos podido disfrutar a tope de esa afición lingüística que compartimos.

Eso sí. El tema de las lenguas da mucho juego (a veces no me explico cómo es que no apasiona a todo el mundo) y nos hemos reído mucho con cómo se pueden decir en otro lugar cosas como "socorrista"

Sin título

"perrito caliente" (la señora del carrito se tronchaba de que yo hiciera esta foto)

Sin título

o que un restaurante pueda ser una "casa de pasto" jajaja.

Sin título

Nos hizo mucha gracia que hubiese un pastel "guardanapos"

Sin título

o que una playa limpia sea una playa "con pinta".

Sin título

¿Os he dicho que quiero viajar al extranjero mucho más?

jueves, 17 de julio de 2014

Alquilar coche en Madeira

Antes de venir a Madeira, apenas habíamos estudiado nada del terreno pero sí teníamos una cosa clara: había que alquilar un coche. La isla tiene rincones maravillosos pero pocas poblaciones interesantes en sí, así que lo mejor es poder llegar a cualquier punto, dar una vuelta de tres minutos (o un baño, que es mi especialidad jaja) y volverte a subir al coche y conducir hasta el siguiente.

Por eso, porque Madeira sin coche no tiene sentido, lo primero que hicimos todos al llegar fue buscar un rent a car. 

En ese momento, todos nos encontramos con las mismas dificultades, porque era domingo, la de turismo sólo te ofrecía un sitio con los que seguro que se llevaba comisión y los precios eran desorbitados. Rollo cincuenta y tantos euros por un micra con franquicia de novecientos.

Hubo gente que optó por no alquilar (nosotros eso no lo habríamos contemplado) y otros pagaron un pastón, y creo que nosotros fuimos muy afortunados dando por casualidad con un sitio que se llamaba Sea y donde nos salió al mismo precio que en España y con seguro a todo riesgo, así que recomiendo llevar desde España marcados en el mapa los puntos de los alquileres de coches de Funchal y dedicar el primer día a encontrar el mejor.

La isla tiene buenas carreteras pero son de montaña, muchas curvas, verdaderas horquillas, y unas cuestas de flipar que hay que subir en primera y dando palmas al coche para que no muera en el intento. Pero Mr. Mus conduce muy bien y yo estoy perfeccionando mis dotes de copiloto, así que los trayectos en coche están siendo también muy divertidos. 

Sin título
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...