miércoles, 17 de septiembre de 2014

Anita y Mister Mus van al mercado en Madeira

Este verano estuve bastante poco blogueadora, así que me dejé mil y una batallitas en el tintero y ahora me aparecen mil fotos en el móvil que me lo recuerdan. Una de aquellas historias es la que os traigo hoy, del último día que estuvimos en Madeira y en el que fuimos, como todo turista, al mercado dos Lavradores de Funchal.

Decían las páginas webs y las guías de viaje que era una visita obligada y que allí se podían llegar a encontrar hasta doce clases distintas de maracuyás, así que con lo que nos gusta a nosotros el (súper)mercado...

En la parte de abajo del mercado había puestos de verduras mondos y lirondos, sin mucho interés. Asomándote hacia el subterráneo, estaban los pescados. Y subiendo las escaleras a la planta superior, empezaba la aventura y los tropecientos maracuyás.

Por un momento me sentí en Marruecos con todos los madeirenses pesaos (qué pesaos) acosándote para que probases sus maracuyás. Recuerdo que llegamos a probar algunos de una señora y la verdad es que fue amable y no le compramos de milagro pero los variados maracuyás costaban a 45 euros el kilo y ellos viven de eso, de salir en la Lonely Planet: la gente les compra tres piezas enanas por ocho euros y se van con el souvenir. El rollo turístico nos apestó y salimos huyendo.

Al llegar abajo y dirigirnos hacia la misma puerta por la que habíamos entrado...

-Mira, Monam, ¡pepinellas!

Era una hortaliza que habíamos conocido un par de días antes y que ya me habéis dicho en Instagram que en Canarias y en Latinoamérica la conocéis con otros nombres.

- Y Monam, ¿eso no son maracuyás?

De repente, empezamos a disfrutar. Nos vimos en medio de los puestos para no turistas, mirando lo que queríamos, sin que nadie nos prestase ninguna atención, y encima estábamos encontrando maracuyás, de dos o tres clases, de los que compran ellos, y a su precio (4 euros el kilo). ¡Así sí que mola!

Mercado dos lavradores

Al principio dudamos, ¿cómo puede haber tanta diferencia de precio? ¿estarán buenos? Y el señor de la boina nos abrió uno allí mismo, nos puso en la mano medio a cada uno para que lo probásemos, nos dio conversación y después de comprar tres o cuatro de todo aquello que nos llamaba la atención, nos fuimos requetecontentos, habiendo sorteado la trampa para turistas. Esa es la pena de los viajes, que a veces ser turista te quita la posibilidad de vivir las cosas como realmente son.

Mercado dos lavradores

martes, 16 de septiembre de 2014

Un regalo diferente para runners

Sólo llevo siete meses corriendo pero doy tanto la brasa que ya todo mi entorno oye la palabra runner y se acuerda de mí. Y si no mirad esto... :)

Resulta que el otro día cené en el Yakitoro con mis amigas Jimena y Lana, y como somos más majas que las pesetas, allí mismo nos hicimos unos regalos tontunos vacacionales de esos que cuestan muy poco pero están elegidos con mucho gusto. Gustazo, es lo que tenemos, pero bueno, que eso ya lo sabéis y me estoy yendo del tema... :P

El caso es que Lana me trajo una caja de Ucrania preciosa en la que todavía no sé qué pondré, tal vez anillos... no sé, pero es preciosa (algunos ya la visteis porque la enseñé el otro día en Instagram).

Y Jimena, lo que nos trajo, venía de Alemania. 

Primero vi el regalo de Lana... 

¡Un paquete de pasta con forma de stilettos! Jajaja, ¿imagináis qué maravilla?

Sin título

Cuando llegó mi turno descubrí que el mío iba por otros derroteros pero era igual de chulísimo...

Sin título

¿Cómo, que no sabéis alemán? ¡Pues a qué estáis esperando! :P

Sin título

¡Runners, son runners! Mi pasta era con forma de corredores y casi me meo de la risa de que me hubiesen traído algo tan sensacional. Que la pasta de tacones también me gustaba ehhh, y mucho, eso es verdad, pero no me digáis que con ésta en Instagram voy a ser lo más de lo más. Jajajajajajaja.

Sin título

lunes, 15 de septiembre de 2014

So the winners are...

Bueno, chicas, muchas gracias por haber participado y por contarme tantas cosas, ha sido genial. No he contestado a ningún comentario porque, si no, me iba a resultar más difícil hacer luego el sorteo, pero me han encantado todas vuestras peripecias... :D

Y ahora sí, las ganadoras de los pintalabios mágicos son... 

1. Traicy71 (o quien confundió a unos rusos por sordomudos y se ofreció a hacerles de intérprete jajaja)

2. Alex Espluga (madre de tres tigres que ha estado este verano en Port Aventura)

3. Cris (sí, tú, la asturiana :D)

4. María (aka Ladrona de libros)

5. Patry (que este verano ha descubierto que es mala idea ir a un festival de vino con pantalón blanco jeje)

La mano inocente del Bigotes ha sido el que os ha dado la suerte. Escribidme con la dirección donde queréis recibir vuestro premio a micaoticaana@yahoo.es a ver si a finales de semana puede estar enviado, vale?! ;) Gracias de nuevo.

pintalabios mágico marroquí

jueves, 11 de septiembre de 2014

¿Queréis unos pintalabios mágicos marroquíes?

Os lo dije, lo esperábais y aquí están: ¡los famosos pintalabios mágicos marroquíes!

¿Cómo? ¿Que no los conocéis? No puedo creerlo. Cuando los compré y lo publiqué en Instagram y vi el revuelo, comprendí que yo sí había sido de las últimas en enterarme de su existencia!!

Los pintalabios mágicos éstos son unos pintalabios que utilizan las señoras de Marruecos desde siempre y que los venden en cualquier zoco y medina en los puestos para ellas, no en los de turistas. Vienen en un envase de plástico de colores chillones (hay verde, naranja, rojo, rosa,...) con cositas doradas, parecen de todo a cien, y por dentro la propia barra también es verde, azul, naranja, etc, pero luego pintan rosa (uno tiran más a rojo, otros a violeta, otros a coral, otros son muy rosas...)

No son nada cubrientes, son algo así como un brillo, "efecto labios mordidos"- dicen. Están hechos con hanna, por lo que se dice que son permanentes, y tienen aceite de argán, así que también resultan bastante hidratantes.

Pero todo esto habría sido completamente secundario si no fuese porque la mismísima Sara Carbonero habló de ellos como un gran descubrimiento, el que ella usaba... Entonces fue cuando se armó el revuelo, todas los queremos jajaja.

Aunque son muy baratos y seguro que es fácil conseguirlos en algunos sitios de ciudades grandes y en eBay, el sitio perfecto para comprarlos por nada y menos es en Marruecos, y es lo que todas nos traemos este año de allí... ¡Es el souvenir de moda!

Como comprenderéis (ejem), yo este agosto vine cargada, unos para mí, otros para amigas y otros... (redoble de tambores) para vosotras, por leerme y aguantarme, por comentar a veces, por tener paciencia conmigo y por quererme imperfecta como soy.

¿Qué tenéis que hacer para conseguirlos? Jajaja, cómo me hago la interesante...

Sólo tenéis que dejarme un comentario contándome cualquier cosa de vuestro verano, una anécdota, un viaje, algo que os haya gustado, eso que habéis descubierto, ¡lo que sea pero contadme algo! ;)

Cinco de vosotras, elegidas al azar, tendréis premio. Tenéis hasta el domingo a las 12 de la noche. ¡Buena suerte y muchas gracias por seguir ahí! :D 

Pintalabio mágico marroquí
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...