jueves, 21 de mayo de 2015

#100HealthyDays: Día 81 (21/05/2015)

¡Buenas noches! Hoy no me habéis visto el pelo en instagram y hasta he recibido un correo preguntándome si estoy bien, jeje, da gusto saber que a una se la echa en falta así que gracias! Todo está perfecto, bueno, la boca no del todo, pero estoy ajetreadísima y hoy quería trabajar mucho, hacer deporte y estudiar y eso supone no parar en todo el día. Os cuento mis comidas...

Desayuno

Café con leche.
Dos tostadas de pan de molde con aceite y fiambre de pavo serrano trufado.

Es poquísimo comparado con lo que desayuno normalmente, pero es que no tenía moral para intentar comer más. Mi llaga está mejor que ayer pero ni mucho menos bien así que no tengo ganas de comer/sufrir.

Sin título

Almuerzo

Té verde.
Pan blanco tostado con mantequilla y mermelada.
*Un fartón (los traen mis compis al trabajo y hoy no me apetecía resistirme).

Comida

--- No he comido. Lo salado me duele en la boca por partida doble así que sólo de pensar en comer carnes, verduras, cualquier comida me tira para atrás. Mañana prometo retomar los buenos hábitos y comer todo el día bien, aunque duela. Espero también que duela menos... ;)

Merienda

Té blanco con vainilla.
Cuatro galletas.

Cena (he sufrido lo mío pero tenía hambre... y al Bigotes y Mrs. Noj, que está en casa, dándome el coñazo en stereo con que tengo que comer :P)

Tallarimis.
Pechuga de pavo a la plancha.
Queso quark con arándanos y coco.
Bombón.

Sin título

Deporte

Segunda sesión de tren inferior de la semana y cada vez mejor. Como sois varias las que me habéis preguntado sobre este tema en los últimos posts, os dejo AQUÍ el post en el que hablé sobre cómo hacer ejercicio en casa y AQUÍ el post resumen del domingo pasado donde os dije cómo me planteaba el entrenamiento de este mes, que creo que me está saliendo fenomenal.

Sin título

Y esto es todo por hoy. Un beso de buenas noches, en especial a esas que me leéis ahora y me decís que os vais a dormir con hambre, jeje! ;)


Forever 21 y los strappy bras

Bueno. Que no me apetece comprar ropa de calle y sin embargo siento que necesito todas las mallas, camisetas y tops de deporte que veo no es ningún secreto. Pero lo que no os había contado todavía es esta-mi última obsesión: los tops con tiras en la espalda o strappy bras. Me habéis visto con uno de ellos aquí (concretamente de ése es de HM).

Sin título

Si estos años pasados mi afición outfitera deportil pasaba por todos los modelos de nike pro, este año he cambiado sumado a la lista toooodas las monerias de tops con filigranas que venden en las tiendas, en concreto, porque es donde más hay y son mis favoritos, los de Forever21. (Me habéis visto uno puesto aquí pero tengo otros tantos que os iré enseñando seguro, a ver si me hago las fotos por detrás jajaja.)

Sin título

Esta tienda sabéis que hace años que me gusta, aunque nada que ver la tienda online europea con la americana ni las tiendas físicas de aquí con las de allá. Pero lo que sí ha sido un descubrimiento más reciente es su colección de ropa de deporte, que incluye todos estos sujetadores que hoy os enseño además de otras muchas prendas (camisetas, mallas y muuuchos shorts muy chulos que seguro que harán las delicias de más de una... este descubrimiento te lo dedico, Jewel! ;)).

Sin título

Forever 21 tiene precios muy competitivos, así que todos estos sujetadores deportivos cuestan entre 9 y 14 euros. Los hay de diferentes grados de sujección y, si no tenéis la tienda de Madrid cerca (está en el centro comercial Xanadú), se pueden comprar en su tienda online. No hace falta que os diga que no me pagan por hacerles publicidad y que sólo os lo cuento porque me gusta compartir mis descubrimientos... y es que yo tengo un vicio... !!!! :DDD

miércoles, 20 de mayo de 2015

#100HealthyDays: Día 80 (20/05/2015)

¡Buenas noches! 

Voy volando con el resumen del día de hoy, aunque ha sido un día para olvidar. Os dije ayer que tenía una llaga en la lengua, pues sigo igual, es decir ¡FATAL! He comido poco, mal y sufriendo mucho, no hago más que acordarme de todos los que lleváis o habéis llevado ortodoncia porque las estoy pasando canutas. Además, la tengo en la lengua y no me duele al masticar sino al tragar, al empujar, al pronunciar la elle. No sé por qué me ha salido pero tacho los días en el calendario para que se me pase, porque esto lleva su proceso. En fin, al lío...

Desayuno

Enseño lo que me he preparado pero me he tomado sólo el café con leche y la tostada de mantequilla de cacahuete con plátano. He tardado media hora y me he ido a trabajar llorando de la rabia.

Sin título

Almuerzo

Un Miguelito de La Roda. Los ha llevado una compi y, hambrienta como estaba me he comido uno. Bastante bien, qué curioso he pensado, que Miguelitos sí puedo comer jajaja.
Media pulga de tortilla. No he bajado al bar y he encargado que me subieran una pulga. Como tenía hambre y veía que lo de comer no se me iba a dar bien, la he pedido de tortilla, y me he comido media. Imposible.

Comida

--- No he comido ni lo he intentado. Ya no tenía hambre sólo cabreo.

Merienda

Un donut. ¿Qué os parece? Jajaja. Ya que me juego la vida por comer, que sea algo jugoso jajaja. Me lo he comido no sin dificultad y no lo he disfrutado mucho pero bueno, un poco sí.

Cena 

Salmorejo con jamón y huevo duro.
Tortilla (dos claras y un huevo) de pechuga de pavo y queso. El Bigotes me ha tomado por una diezañera y no me dejaba levantarme de la mesa hasta terminar pero no he podido, así que me he dejado más de la mitad.
Un bombón recién traído de Valladolid de un sitio exquisito al parecer...

Sin título

Deporte

Hoy quería descansar y así ha sido. Menos mal porque con lo mal que he comido no estaba yo para moverme mucho...

Mañana más y espero que mejor. 

20 de mayo

Tal día como hoy de hace siete años entré a trabajar en un Juzgado por primera vez. Hacía menos de veinticuatro horas que había aterrizado en África y sólo tres días que había recibido la noticia de que había una plaza para mí. Estaba entusiasmada, recuerdo que metí en una maleta de cabina  varios vestidos y tres pares de zapatos planos que había comprado el fin de semana para mi inminente traslado. Entonces jamás llevaba tacones.

Aterricé en Melilla y le dije al taxista que me llevase a la residencia de estudiantes y deportistas. Yo llevaba el pelo corto cortísimo y de un rubio platino nada amarillento que me fascinaba y arruinaba a partes iguales. Al lado de los habitantes del África española mi piel era de color transparente y todo el mundo me miraba con curiosidad, o eso me parecía a mí.

Recuerdo que nada más llegar me conecté en la sala de ordenadores a escribir unos emails, entonces no teníamos ipads ni iphones, y el primer día no comí, los nervios me habían dejado sin hambre. También recuerdo como si fuera ayer que aquella semana dormí cada día una siesta de tres horas, no sabía si era el clima o la altitud pero estaba con la tensión por los suelos.

La Melilla en la que viví mis primeros cuatro meses no se parece en nada a la Melilla en la que luego  me conocisteis y que es la que ahora recuerdo, es algo así como si hubiera sido otro sitio, otra ciudad y otro viaje y me produce mucha nostalgia. Hice otras amigas y un novio distinto del que que luego tendría y ahora conocéis. Todo era nuevo y veía la ciudad con unos ojos diferentes a esos con los que lo miraría todo después. 

En mi primer Juzgado tenía vistas al mar, trabajaba de nueve a dos y cobraba una pasta. Y estaba rodeada de gente que, en la misma situación, no paraba de quejarse. Yo era feliz y pese a no tener ni idea del trabajo solventé todas mis dudas con un poco de ayuda y una ley de enjuiciamiento civil que llevaba siempre debajo del brazo de la misma forma que las señoras llevan el monedero en el mercado. "La de la ley", me llamaban.

Los casi tres años que estuve en Melilla di muchas vueltas, pasé por dos juzgados y cuatro pisos y mi vida cambió otras tantas veces, incluyendo que aprobé la oposición y conocí a Mr. Mus. Fueron los tres años más largos que he vivido y hoy cuando he visto la fecha me he emocionado porque irme a Melilla fue sin ninguna duda la mejor cosa que hice nunca, el gran hito que cambió mi existencia para siempre.

DSCN5330

DSCN5337

DSCN5339

DSCN5331
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...