martes, 17 de octubre de 2017

Fin de semana en Lisboa

¡Buenos días!

Escribo esto en un momentito de parón entre las veinticinco cosas que tengo entre manos esta semana pero es que no quiero no dejar aquí un pequeño resumen de este fin de semana, porque ha sido genial! :)

Fue mi regalo de cumpleaños para el Bigotes, pero como viene siendo habitual últimamente, era un regalo para los dos: nos iríamos este puente a Lisboa y correríamos juntos el medio maratón. En abril me había quedado con las ganas de correr esta distancia y en junio, que fue cuando mi amado cumplió años, creí que este podía ser un buen estreno.

El fin de semana hicimos lo de siempre en nuestros viajes, comer, comer y comer...

Sin título

Sin título

¿Qué hacer cuando probar nuevos restaurantes es una de las cosas que más nos gustan del mundo? ;D

Sin título

Por cierto, que aunque había estado otras veces en Lisboa, en este viaje conocí el Mercado da Ribeira y me gustó mucho. Muy londinense, diría yo.

Sin título

Por supuesto, paseamos Lisboa,

Sin título

que, como siempre, estaba fantástica...

Sin título

Pero tuvimos bastantes limitaciones porque una ciudad con semejantes cuestas no es el mejor plan para los tres días pre-carrera y yo me ponía mala cada vez que sentía que estaba haciendo demasiados esfuerzos jajaja.

Sin título

Por eso precisamente fuimos un día a Cascais, por aquello de coger el tren de 40 minutos de ida y vuelta y así andar menos, que es algo que nos cuesta mucho porque no nos lo pide el cuerpo...

Sin título

También por el hecho de tener la carrera, en lugar de alojarnos en un hotel como casi siempre, optamos por el apartamento. Estaba en el barrio alto

Sin título

y por dentro era bastante mono

Sin título

así que nos permitió desayunar en casa

Sin título

e incluso regalarnos un ratito de Netflix por las noches.

Sin título

Entre cafés

Sin título

y vinos

Sin título

llegó el domingo y la carrera, bastante mal organizada, la verdad, ¡por no haber no había ni cajones!

Sin título

Tuvimos que levantarnos a las seis y media de la mañana para no empezar a correr hasta las diez y media, porque era una carrera lineal de esas en las que tienes que llegar a la salida con un autobús solo abierto a corredores y esperar más de hora y media para la salida...

Sin título

Me lo pasé genial corriendo. No sufrí muchísimo, pero era justo lo que quería, y estoy muy contenta porque hice menos de dos horas, que era mi objetivo, y además me he quedado con la sensación de que, si sigo entrenando, este resultado se puede mejorar.

Sin título

En las fotos de después tengo una pinta terrible pero me veo muy feliz...

Sin título

y es que ha sido un fin de semana genial.

Sin título

martes, 10 de octubre de 2017

Compras y caprichos de septiembre

¡Buenos días!

No me lo había planteado pero este mes parece que estoy haciendo una trilogía resumen del pasado mes: primero los favoritos, luego las lecturas y ahora mis compras de septiembre... ¡que me gustan a mí las listas y recopilatorios!

Como ya os conté, al empezar el curso me propuse hacer limpieza de mi hogar y tener menos cosas: una aproximación al minimalismo que me queda muy lejos pero que me atrae, todo en una búsqueda incesante de la calma y paz interior. Creo que está funcionando porque estoy súper relajada últimamente...

Además de deshacerme de muchas cosas (una tarea que para mí no es nueva ni difícil porque el declutter es de mis actividades favoritas desde siempre), mi propósito pasa por comprar menos. He ido apuntando todas mis adquisiciones de septiembre, incluyendo todo aquello que ha entrado en casa sin ser necesario o por capricho: papelería, libros, ropa, cosas de casa... incluso alguna bobada comestible que se me antojó aunque no es parte de mi comida diaria y, por lo tanto, necesita su hueco en alguna estantería. Veamos...

1. Ropa. 

Este mes de septiembre, mis compras fueron estrictamente dos cositas. La primera, estas medias Wolford que compré en Girona antes de la boda de Georgina y que alguien me comentó en Instagram que las heredarían mis nietos. No aspiro a tanto, pero ya que son medias caras, me alegra saber que son buenas. De momento llevan varias puestas y están perfectas.

La segunda, estas zapatillas de Zara que tenía Jimena sin estrenar y que me quedé en el mercadillo por cero euros, a cambio de alguna cosa mía que se quedaría ella...

Sin título


Además, puesto que lo de reducir mis adquisiciones no es algo que haga por ahorrar sino porque quiero una casa despejada, es justo contabilizar aquí las cosas que han entrado en mi armario aunque no las haya pagado, concretamente los dos monos de largo midi que enseñé en este post y también el culotte con tirantes que fue de mis favoritos porque es lo másssss. Las tres son prendas que me gustan mucho y que tendrán que desplazar a otras de mi armario, porque de momento me las quiero quedar. Hay una cuarta adquisición no pagada de septiembre que aún no he enseñado y es este mono, pero como es de pana, estoy esperando a que deje de hacer calor y poder ponérmelo con medias tupidas.

2. Libros.

Aquí pequé un poco más y en septiembre compré cuatro libros que se me antojaron y punto, dos novelas y dos libros de cocina. Estas cuatro han sido mis adquisiciones; de los dos primeros hablé aquí y del tercero ya he hablado aquí y aquí. Me queda por decir algo del de Paul Auster, pero es que todavía no lo he empezado...

Sin título

3. Comida. 

Mi caprichazo tontuno del mes han sido estos cereales guarrada con azúcar de las que no consumo a diario pero que se me antojaron muchísimo en Costco. Fruit loops rosas, ¡¡¡¡Unicorn froot loops edición limitada!!! ¿¿¿Cómo iba a dejarlos????! XD Nos durarán diez meses pero me apetecieron y punto. ;)

Sin título

4. Papelería.

Es una de mis debilidades. Este mes he tenido cuatro adquisiciones. Las dos primeras fueron el regalo de una niña con la que comparto esta afición y es un estuche y un boli de cactus :))))

Sin título

Las otras dos han sido un monthly planner de estos que uso cada año para el blog (este año lo necesito para motivarme) y una cuarta cosa que he comprado igualita para regalar a una amiga y por eso no puedo enseñar (pista candelaria).

5. Cosas de casa.

Es muy frecuente que yo pase por tiendas cuquis, Hemas y Primarks varios y compre más cosas de las que necesito, así que este mes que solo he tenido dos adquisiciones de cosas de casa, creo que no está mal. Lo primero son estas dos sartenes que se pueden meter al horno que compramos en Aldi (este capricho es más del Bigotes)...

Sin título

El segundo es esta botella de cristal tipo BKR (idéntica, tiene hasta el logo) para tirar la de plástico que tenía en el trabajo. Creo que ha sido una compra muy razonable (y además, no va a ocupar sitio en casa).

Sin título

6. Cosmética.

Mi compra de potingues ha sido una BB Cream de Holika Holika que se me había terminado y es lo que he usado como maquillaje este verano porque me encanta. Tengo otros maquillajes en casa que querría haber gastado antes de comprar esta, así que debería haber esperado, por eso entra en la categoría de caprichos y no necesidades, jeje.

Sin título

7. Otros

Tanto el Bigotes como yo llevábamos sin funda de Ipad muchos meses, después de que hubiesen muerto las anteriores o no sé, así que compré una de estas para cada uno. Esta compra creo que está más que justificada.
Sin título

Y estas son todas mis compras ¿innecesarias? este mes. Así listadas parecerán muchas o pocas, depende de para quién, pero para mí, sabiendo que he sacado de casa muuuchas más cosas de las que han entrado, está bastante bien. Este mes sigo intentando mejorar y estoy anotando todo lo que compro, de momento me estoy portando de lujo jeje.

Hasta aquí mis confesiones y fin de la trilogía no planeada. Si os gusta hurgar en mis compras, decídmelo y os lo vuelvo a contar en un haul de octubre.

¿Vosotras qué, algo que confesar? 

viernes, 6 de octubre de 2017

Mis lecturas de septiembre

Seguro que muchas de vosotras leéis a Molinos en su blog Cosas que me pasan y sabéis que cada mes hace una recopilación de los libros que ha leído o terminado en dicho mes, son sus "lecturas encadenadas", un clásico de su blog. Por eso me he acordado de ella al escribir este post, porque sería algo así como mis lecturas encadenadas de septiembre ;D (salvando las distancias, claro está, que ya me gustaría a mí).

Estas son mis lecturas de este mes de septiembre, ¡vamos allá!

1) Basada en hechos reales, de Delphine De Vigan.

La primera mitad del año leí bastante poco. No tenía tiempo para invertir en ello sin renunciar a otras cosas que para mí eran preferentes, así que una cosa llevó a la otra y, como en casi todo, cuanto menos lo haces, menos te apetece. No estaba demasiado motivada para leer y, bueno, que tampoco me preocupaba.

Desde el día del libro tuve la lectura de Basada en hechos reales entre manos, pues fue el regalo de la familia Mus en esa incursión librera que hacemos cada 23 de abril. Lo elegí yo, me interesaba, me ha gustado muchísimo, pero por hache o por bé, no lo he terminado hasta ahora, porque se han interpuesto en mi camino otros libros que no podían esperar.

Ya os he hablado en este blog de Delphine De Vigan y este libro me ha reafirmado en que me gusta esta escritora, me ha gustado mucho más y en este libro sí he empatizado cien por cien con su personaje. En él, la propia escritora cuenta cómo sufre una mala experiencia con una "amiga" que la maltrata hasta reducirla a la mínima expresión. Con eso os he contado la introducción, nudo y desenlace, así que podéis entender que -como en la mayoría de los libros que me gustan- la historia es lo de menos.

Sin título

2) La chica del tren, de Paula Hawkins.

Todo lo contrario del anterior, es esta una lectura para aquellos a los que gustan las historias que enganchan y que no puedes soltar porque quieres descubrir al asesino. Y como creo que hay tiempo para todo -siempre digo que unos días apetece comer hamburguesa y otros un menú delicatessen- también me ha gustado mucho.

En La chica del tren, la historia la van narrando las diferentes protagonistas en primera persona y eso hace que a veces leas una misma escena desde dos ángulos, primero cómo la vive Rachel y luego lo mismo contado por Anna. Eso lo hace muy dinámico y, sin ser el libro de mi vida, me parece una lectura ideal para verano, el transporte público o recuperar las ganas de leer con un libro de esos que enganchan y te ventilas rápido.

Me lo dejaron y no hice foto al libro antes de devolverlo porque no sabía que iba a escribir este post, jo!

3) Berta Isla, de Javier Marías.

El libro que sabía que me gustaría pero que me ha sorprendido para bien. Aunque sabéis que yo no soy objetiva con Marías porque me gusta muchíiisimo, este libro creo que es de lo mejorcito que tiene.

Cuando empecé Berta Isla me costó un poco entrar, creo que porque yo buscaba encontrarme, sin calentamiento ninguno,  esas divagaciones sello de Marías que tanto me llegan... y no las encontré. El narrador era una tercera persona, la historia era contada de forma bastante aséptica, o eso me parecía a mí, y... de repente, zas, algo cambió, me enganché a la trama como no suele pasarme con este autor, dejé de buscar prosa exquisita y cuando ya no la necesitaba la encontré. El libro en general y el final en particular me ha gustado muchísimo.

Berta Isla

4) La vegetariana, de Han Kang.


Tenía muchas ganas de leer este libro y fue una súper sorpresa cuando me lo prestó Rosana por correspondencia :). Lo empecé inmediatamente, aunque no era buen momento, en pocos días me fui de vacaciones a Vietnam y lo dejé en casa, y bueno, lo he terminado este mes.

La Vegetariana cuenta la historia de una mujer que un día decide que no come carne. Nadie sabe por qué pero de una forma drástica toma esa decisión que parece incomprensible a todo el mundo y, a partir de ahí, vamos conociéndola en su relación con su marido, con su cuñado y con su hermana, siendo estos tres los narradores de la historia y nunca ella misma, aunque yo he oído a Yeonghye todo el rato.

Ya sabía que era un libro que no habla de vegetarianismo, pero aun así no me lo imaginaba tan... perturbador. No sé si esa es la palabra. Me ha parecido muy violento, me ha impactado mucho, y que un libro tan corto y "sencillo" me llegue tanto me ha sorprendido. Lo recomiendo a todo el mundo al que le llame la atención porque se lee solo.

Sin título

Hasta aquí mis lecturas de septiembre y mi post. Veremos qué tal se da el próximo mes y, si me parece interesante y os apetece, ¡ya os lo contaré! ;)

¿Qué habéis leído vosotras últimamente? ¿Algún libro súper recomendable que queráis compartir?

miércoles, 4 de octubre de 2017

Dieta sana: 3 Instastories súper recomendables

Hace años los blogs eran lo más de lo más. Hace menos años todos nos volvimos locos con youtube. Y ahora, no sé si os lo parece, pero creo que en Instagram Stories es donde se parte la pana. 

Stories empezó siendo -o al menos así lo viví yo- como un calco de snapchat y, como tal, en él la gente contaba su vida y ya. Pero Instagram es mucho más potente que Snapchat y por eso los Stories no han hecho más que crecer y evolucionar, hasta albergar -entre mucha paja, evidentemente- los mejores contenidos de Instagram. Hoy os traigo tres cuentas de nutricionistas que me encantan, que seguro que muchas ya seguís pero que, si no es así, os recomiendo muchísimo. ¡No os  los podéis perder!


Hablé de este Stories el otro día entre mis favoritos del mes y es que me parece imprescindible. Aitor comparte verdaderos discursos mientras anda por la calle, resuelve dudas de algunos seguidores, se graba mientras participa en programas de radio y divulga, divulga como nadie. Ahora una de mis compis de trabajo está leyendo su libro y estoy deseando que pase de unos a otros y a otros y a otros, porque creo que por ahí va a empezar a cambiar el mundo. Igual me paso de optimista, pero creo que si a todos les gusta tanto como a la que lo está leyendo, dentro de no muchos años las galletas digestive se verán como lo que son, como vemos ahora un phoskitos o un bollicao (creo), y las madres no darán zumos a los niños para merendar. A ver... 

Sin título


Gabriela Uriarte también salió en este blog hace ya mucho tiempo, pero entonces la seguía en Youtube. Es una nutricionista tan clara a la par que respetuosa que da gusto oirla y me encantaría que todos la escucharan. Es capaz de defender el vegetarianismo con tanta empatía que a los omnívoros como yo nos entran ganas de cambiar de acera. Es absolutamente adorable y capaz de enseñar mucho, mucho, mucho, siendo coherente y firme pero tolerante y nada radical. A mí me encanta, no os la perdáis. 

Sin título


Como este post ya lo tenía en la cabeza desde hace unas semanas, del stories de Carlos Ríos quería decir que me gusta por todas esas fotos que pone denunciando lo que vemos cada día en los supermercados y que hace la industria para engañarnos. Desde los packagings de productos basura abogando por un desayuno sano (cereales o galletas que van de saludables) hasta campañas de grandes hipermercados por la vuelta al cole donde relacionan la vuelta al cole con galletas de chocolate. Es para echarse a temblar y seguro que mucha gente todavía no se lo plantea, así que no está de más su visionado.

Pero es que además esta semana Carlos Ríoa ha empezado el #Reto1mesporlacomidareal al que mucha gente se ha sumado y que consiste en comer 30 días sólo comida real, es decir, eliminando los procesados. Él irá dando información, pautas, resolviendo dudas... y además podemos ver lo que desayuna/come/cena otra gente que se ha unido al reto por lo que publica con ese hashtag. Creo que es muy interesante para cualquiera; yo misma, que si me preguntan contesto que no consumo procesados y hace tiempo que baso mi alimentación en comida real, esta misma mañana iba a echarme bebida de almendras en el café y he dicho mmmm... mejor café solo y mañana me la haré casera jejeje. 

Este reto a muchos os puede servir para meteros en el ciclo de comer mejor, evitando los ultraprocesados, que es algo en lo que creo que todos estamos de acuerdo que no son sanos. Y para los que ya tenemos eso claro en la teoría, nos puede servir para autoevaluarnos, para ver qué podemos mejorar, como me ha pasado a mí con la leche de almendras. ¡Ha sido mi primer toque de atención! ;)

Sin título

Para los que no tenéis una cuenta de Instagram, sé que las fotos se ven en un navegador normal pero no tengo claro si los Stories también se pueden ver. En cualquier caso, es tan fácil como bajarse la app y crear un usuario para poder ver los stories ajenos, pinchando en su foto de perfil.

Por último, y siguiendo con una idea que decía ayer Cristina Mitre en su Instagram a propósito de esto, os invito a que veamos estos stories sin sentirnos atacados ni pensando en todo lo que hacemos mal. Es una oportunidad de aprender y mejorar de los que saben y es una pena que teniendo la información tan a mano no la aprovechemos. 

¿Qué opináis, seguís estas cuentas? ¿Algún otro instagrammer divulgador entre vuestros favoritos que me queráis recomendar? ¿Os apuntáis al Reto?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...